Programas del domingo
La intervención del Gobierno en los mercados "no ayuda" y a la hora de ir a buscar financiación para inversiones "te cuestionan cualquiera de lo temas", advierte el responsable de la mayor eléctrica española.
Galán, presidente de Iberdrola, afirma ‘que le duele que España sea el país de la UE con mayor riesgo regulatorio’
El presidente de Iberdrola ha afirmado que "la energía no es un sitio para captar impuestos masivos" y ha indicado que en Estados Unidos la electricidad paga una tercera parte de impuestos que en Europa, un 15%, "cuando aquí está cerca del 50%". EFE/Chema Moya

Galán, presidente de Iberdrola, afirma ‘que le duele que España sea el país de la UE con mayor riesgo regulatorio’

04 abril, 2022
|
Actualizado: 04 abril, 2022 15:15
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha demandado este lunes «más mercado» y «menos intervención» para que se puedan desarrollar las inversiones en renovables que reduzcan la dependencia energética de Europa y de España.

Sánchez Galán, durante su intervención en el foro Wake Up Spain, organizado por El Español, ha dicho que, como español, le duele que en una encuesta que hace trimestralmente BPN, España tiene «el gran honor de ser sitemáticamente el país con más riesgos regulatorios de Europa».

Ha dicho que eso «no ayuda» y que a la hora de ir a buscar financiación para inversiones «te cuestionan cualquiera de lo temas».

«Por tanto, hay que intentar, por todos los medios, más mercado, menos intervención», y que la seguridad jurídica y la estabilidad sean una base, ha dicho Sánchez Galán.

También ha señalado que en los últimos años se han hecho subastas del orden de 16.000 megavatios (MW) de energías renovables y apenas se han construido 6.000 MW porque los bancos financiadores ponen «cuestiones variopintas» y porque el sistema burocrático de permisos y autorizaciones en España «es demasiado lento por determinadas circunstancias».

En opinión de Sánchez Galán, «tenemos que correr» para que en la próxima crisis «no estemos cómo en la anterior, dependiendo de terceros».

Ha explicado que la actual crisis energética no es sólo de España, sino que afecta a toda Europa en general, pues se debe a los altos precios de las energías fósiles una vez más y parece que la electricidad es la causa cuando no lo es.

Sánchez Galán ha añadido que hace falta que en la Unión Europea se tomen en serio políticas para reducir la dependencia energética del exterior y ha afirmado que, si eso se consigue, las futuras crisis serán menores.

En el caso de España, ha señalado que los efectos de la actual crisis energética son menores que en otros países europeos y no hay que mirar más que los precios mayoristas de la electricidad, con 239 euros/megavatio hora (MWh) en España y Portugal, frente a 289 euros/MWh en Italia y 294 euros/MWh en Francia.

Además, ha apuntado que los precios de los futuros eléctricos para 2023 son mejores que en otros países europeos.

«No es un problema español, es europeo», ha dicho Sánchez Galán, que ha señalado que el elemento diferencial que tiene España es la tarifa regulada o PVPC, que sólo afecta a un 10 % del consumo frente al 80 % que tiene tarifas fijas de electricidad.

UN MAL DISEÑO DE LA TARIFA REGULADA QUE NO CAMBIA EL GOBIERNO

En su opinión, eso se debe a un «mal diseño de la tarifa regulada», que el actual Gobierno, como otros anteriores, no ha querido cambiar.

Según Sánchez Galán, el diseño de esa tarifa (que tienen entre otros los beneficiarios del bono social eléctrico) somete a esos consumidores a la volatilidad del precio horario del mercado mayorista -en el que los generadores casan sus ofertas con la demanda mayorista de electricidad para el día siguiente-.

Para el presidente de Iberdrola, tiene poco sentido que consumos de entre 500 y 600 euros al año estén pendiente de esos precios del mercados.

Sánchez Galán cree que España no es diferente a otros países europeos, salvo que tiene más renovables en su ‘mix’ de generación, pero también Francia es diferente por tener más nuclear y otras naciones por tener más carbón.

Ha afirmado que esa mayor presencia de renovables permitirá a España estar en mejores condiciones que otros países en el futuro y ha indicado que un 80 % del consumo ya se beneficia de ese ‘mix’ energético con más renovables.

Sánchez Galán ha apostado por que se adopten medidas europeas a nivel general que hagan que disminuya la dependencia de los combustibles fósiles a futuro, pues en la próxima crisis el problema ya no será Rusia, pero será otro.

En su opinión, es necesaria «más Europa» y no empeñarse en buscar elementos diferenciales entre países, pues eso hace que un día el problema sea el cemento, otro el acero y otro los astilleros.

«Los que creemos en Europa tenemos que cuidar como oro en paño todo lo que significa Europa», ha dicho Sánchez Galán, que ha recordado como Estados Unidos se planteó ya hace años reducir su dependencia energética del exterior de países con petróleo, como Venezuela o los del golfo de México, para lo que ha desarrollado más renovables.

Ha subrayado que hoy Estados Unidos no tiene una dependencia del exterior, y está exportando y destinando combustibles y gas a Europa para suplir los suministros que reduzca el proveedor ruso por la actual guerra en Ucrania.

Además, ha destacado que en Estados Unidos, donde Iberdrola lleva 18 años, hay marcos regulatorios «claros, definidos y estables» que se negocian y no cambian con cada nueva Administración, como se ha visto en la sucesión de las presidencias de Barack Obama, Donald Trump y Joe Biden.

Ha señalado que es verdad que esos marcos se negocian durante mucho tiempo, pero que, una vez que están, las empresas saben qué tienen que invertir y cómo se lo van a pagar.

«LA ENERGÍA NO ES UN SITIO PARA CAPTAR IMPUESTOS MASIVOS»

El presidente de Iberdrola ha afirmado que «la energía no es un sitio para captar impuestos masivos» y ha indicado que en Estados Unidos la electricidad paga una tercera parte de impuestos que en Europa, un 15 %, «cuando aquí está cerca del 50 %».

Ha explicado que por eso Estados Unidos es su primer país en inversión, al que va casi la mitad de todo el plan de inversiones de la compañía, y eso se debe a que allí hay predictibilidad y seguridad. 

Noticias Relacionadas: