Grifols se lanza a por los donantes de sangre en China

Grifols se lanza a por los donantes de sangre en China

10 mayo, 2018
|
Actualizado: 10 mayo, 2018 9:31
|
PUBLICIDAD

La farmacéutica Grifols ha alcanzado un acuerdo con Boya Bio-Pharmaceutical, líder en China y especializada en producir medicamentos plasmáticos, para la construcción y gestión de un número significativo de centros de donación de plasma en la República Popular de China.

La operación, como ocurre con este tipo de movimiento, está pendiente de aprobación por parte de las autoridades de defensa de la competencia en Alemania. En virtud del acuerdo alcanzado entre ambas compañías, los centros de donación de plasma serán construidos y gestionados cumpliendo con los criterios que establecen las autoridades sanitarias de Estados Unidos (FDA), Europa (EMA) y de la República Popular de China (National Health and Family Planning Commission), entre otros.

Asimismo, también incluye un acuerdo específico para la colaboración y prestación de servicios de ingeniería (Engineering and Collaboration Services Agreement) por parte de Grifols, que aportará su experiencia y know-how para que la construcción y gestión de los centros cuenten con los mismos estándares de calidad que aplica en los centros que gestiona.

Grifols contará con el 50% de la alianza alcanza con Boya

La inversión del proyecto asciende a 50 millones de euros y Grifols contará con el 50% de los derechos políticos y económicos del proyecto. De acuerdo con la legislación vigente en China, todo el plasma obtenido en estos centros será suministrado a Boya Bio-Pharmaceutical, si bien Grifols se reserva el derecho de poder
acceder hasta el 50% del plasma obtenido cuando las leyes aplicables lo permitan.

El proyecto permite a la compañía reforzar a largo plazo su estrategia para aumentar su acceso a plasma a través de la diversificación geográfica para poder continuar dando respuesta a la creciente demanda de medicamentos plasmáticos. Actualmente, Grifols es líder mundial con 190 centros de plasma en EE.UU. y 35 en Europa, que suponen un aumento del 50% desde el inicio del plan de expansión en 2015.

La compañía sigue adelante con su plan de inversiones para la apertura de nuevos centros. En 2017, Grifols obtuvo más de 9 millones de litros de plasma para producir los medicamentos plasmáticos que comercializa en más de 100 países. Entre las principales proteínas con fines terapéuticos que se obtienen del plasma se incluyen las inmunoglobulinas, para el tratamiento de trastornos inmunológicos incluyendo determinadas enfermedades neurológicas; la albúmina, para restablecer y mantener el volumen circulatorio y para el tratamiento de enfermedades hepáticas; el factor VIII, para el tratamiento y profilaxis de la hemofilia; y la alfa-1 antitripsina, para proteger contra el deterioro de los tejidos pulmonares (enfisema pulmonar).

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD