La estrategia del miedo de Endesa para mantener las antiguas nucleares

La estrategia del miedo de Endesa para mantener las antiguas nucleares

09 mayo, 2017
|
Actualizado: 09 mayo, 2017 13:04
|
PUBLICIDAD

Endesa insiste en mantener las centrales nucleares mediante una estrategia del miedo, como que se pone en riesgo el suministro o que la luz se encarecerá en unos 10 euros. 

No obstante, esta estrategia esconde la falta de inversiones de Endesa a la hora de apostar por las renovables, cuya cuota de mercado no llega ni al 4%. Para evitar tener que realizar inversiones y seguir engordando las cuentas de Enel, que se llevará 6.000 millones de euros en dividendos de la eléctrica durante los próximos años, Endesa ha insistido en ampliar la vida útil de las centrales nucleares de España y exige, además, una rebaja de impuestos.

En la presentación de resultados, donde el consejero delegado ha tenido que explicar la caída del 26% del beneficio, el importante crecimiento de la deuda de más de 1.000 millones en el último año y la pérdida de 92.000 clientes de luz, José Bogas ha asegurado que es necesaria la prórroga de la vida útil de las centrales nucleares incluso hasta los 60 años, frente a los 40 actuales. Cabe recordar que el parque nuclear de España está ya casi al límite de este tiempo, más cuando las eléctricas tienen un máximo de 3 años antes de que venza el plazo para pedir la prórroga.

En concreto, la centrales de Almaraz expiran en 2021, por lo que Endesa tiene hasta mediados de 2018 para pedir un incremento de la vida útil. Pasado este plazo, se entiende que las eléctricas no quieren la central y tendrá que desmantelarse, como ya ha ocurrido con la primera central nuclear de España.

Endesa, que se niega a realizar ningún tipo de inversión para llegar al objetivo de cero emisiones de carbono en 2050, espera así que sea el Gobierno, a través del Boletín Oficial del Estado, para poder arreglarle esta papeleta, más cuando ha comprometido el 100% del beneficio a dividendo, desviando ingentes cantidades de dinero hacia Italia.

Cabe recordar que Endesa solo tiene negocio en Portugal y España ya que vendió todos sus activos de Latinoamérica a su matriz, Enel, que se está cobrando este pago mediante el dividendo.

Endesa ha vuelto a desempolvar el viejo discurso para aumentar la vida útil de estas centrales nucleares afirmando que subirá el precio de la electricidad en 10 euros, que se pone en riesgo el suministro y que la energía renovable será incapaz de cubrir la demanda si se dan circunstancias extremas, como la ausencia de viento o lluvias.

No obstante, esto se produce si no se realizan inversiones en las energías alternativas. Es decir, suplir las nucleares fomentando energías renovables y autoconsumo eléctrico, dos puntos a los que Endesa se opone ya que, según informes, el precio de la luz se desplomaría si el 100% del parque eléctrico en España fuera renovable, al tiempo que no habría facturas tan abultadas de la luz si se dieran facilidades al autoconsumo.

Por este motivo, Endesa se ha mostrado segura de que el Gobierno facilitará un aumento de la vida útil, para «clarificar» el futuro de las centrales.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD