Programas del domingo
Las consecuencias de la ‘ley rider’ de Díaz: Amazon, Glovo y Uber Eats externalizan su reparto

Las consecuencias de la ‘ley rider’ de Díaz: Amazon, Glovo y Uber Eats externalizan su reparto

Los autónomos, a diferencia del sindicato socialista UGT, están en contra de la 'ley rider' porque les pude llevar al paro y dejarlos sin ingresos
26 abril, 2021
|
Actualizado: 26 abril, 2021 12:55
|
PUBLICIDAD

La ‘ley rider’ de la ministra de Trabajo y vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz, está causando más problemas que soluciones al sector del reparto. Compañías como Amazon, Glovo y Uber Eats optan por externalizar a sus repartidores, los autónomos piden a Bruselas que inste al Gobierno español a frenarla por no cumplir con la normativa europea y sólo los sindicatos convencionales, como UGT, están a favor para no perder su cuota de poder en las empresas y entre los trabajadores.
Así el sindicato UGT, que como buena formación socialista está aliado con las tesis del Gobierno PSOE-Unidas Podemos, ha criticado este lunes que las plataformas de comercio electrónico han optado por la vía de externalizar el servicio de reparto después de que el Gobierno consensuara con la patronal y los representantes de los trabajadores la llamada «ley rider», que pretende obligar a contratar como asalariados a estos profesionales y prohibir que sigan siendo autónomos.

«Desde la finalización de la negociación de la ‘ley rider’, el 10 de marzo, las plataformas iniciaron un plan para convertir a algunos de sus trabajadores en repartidores. Una decisión que podría parecer positiva si no fuera porque lo han convertido en un nuevo fraude», ha criticado UGT en un comunicado.

El sindicato cuestiona que las plataformas digitales subcontraten a través de terceras empresas a los repartidores y utilicen el convenio laboral de mensajería, por considerar que la actividad de estas compañías «no es la entrega de sobres o de comunicaciones».

Han apuntado que se trata del «convenio más barato» y asegura que su eficacia es «limitada» al haber sido firmado únicamente por el sindicato USO «sin tener mayoría en la parte social», por lo que según su interpretación solo es aplicable «a sus afiliados o a las personas que se adhieran».

Los responsables de UGT han incidido en que a los repartidores les corresponde el salario fijado «en los convenios provinciales de transporte de mercancías por carretera».

En su denuncia, acusan a Amazon, Glovo y Uber Eats de optar por una «subcontratación abusiva con el convenio más barato para seguir teniendo un margen empresarial que les permita la competencia desleal con las empresas que cumplen los convenios colectivos».

«La estrategia de las plataformas es sustituir un fraude con otro fraude», ha lamentado UGT, que ha exigido al Gobierno que publique «de forma urgente» la «ley rider» pactada en marzo para que la Administración pueda «vigilar de cerca la forma en que estas empresas realizan la transformación contractual».

Los autónomos, en contra de la ‘ley rider’ y de actitudes como la de UGT porque les pude llevar al paro y dejarlos sin ingresos

Asociaciones de repartidores a favor de trabajar como autónomos han enviado una carta a la Comisión Europea (CE) para pedirle que inste al Gobierno español a frenar la «Ley Rider», ante el riesgo de que la normativa no se ajuste a los principios comunitarios.

La misiva, difundida el pasado viernes y firmada por cuatro entidades (AAR, ARU, ARP y Asoriders), va dirigida al comisario de Empleo y Derechos Sociales, Nicolas Schmit, y en ella recuerda que ya existen sentencias europea que aprueban que los «riders» puedan ser autónomos siempre que se cumpla una serie de condiciones.

Entre ellas, que puedan rechazar pedidos sin ser penalizados por ello y fijar su propio horario, así como trabajar para varias empresas a la vez.

«No todas las plataformas cumplen con estos criterios, pero creemos que la solución descansa en dar más control a los trabajadores y en asegurar que todos los operadores respetan esas condiciones», reza la carta.

En opinión de los repartidores pro-autónomos, la «Ley Rider» -que obliga a las empresas a contratarlos en plantilla como asalariados- podría violar los principios comunitarios y no se trata de una normativa «justificada, necesaria ni proporcionada».

«La Comisión tiene que actuar y asegurar que nuestros derechos son protegidos. Por eso le urgimos a recoger nuestras preocupaciones en la futura legislación a nivel europeo sobre el trabajo para plataformas», afirman en el texto.

Además, exhortan al comisario Schmit a contactar con la ministra española de Trabajo, Yolanda Díaz, para «pausar» la reforma con el objetivo de garantizar que está en línea con la futura normativa de la Unión Europea (UE) en esta materia.

Entre sus argumentos, advierten del riesgo de que las plataformas de reparto -en España, Deliveroo, Glovo y Ubereats trabajan con el modelo de autónomos- reduzcan el número de «riders» que utilizan, si se ven obligadas a contratarlos en plantilla.

En este sentido, citan un documento elaborado por las propias compañías -basado en una extrapolación, tras lo ocurrido en Ginebra por una decisión similar- que calcula que podrían llegar a reducir hasta un 75 % su flota actual, de unas 30.000 a 23.000 personas.

La «Ley Rider» fue consensuada por el Ejecutivo con patronal y sindicatos, y se está a la espera de su aprobación definitiva.

Noticias Relacionadas: