Los empresarios califican de ‘ridícula’ la cuarentena a los turistas y de ‘atentado’ la prohibición a las rebajas

Los empresarios califican de ‘ridícula’ la cuarentena a los turistas y de ‘atentado’ la prohibición a las rebajas

13 mayo, 2020
|
Actualizado: 13 mayo, 2020 13:57
|
PUBLICIDAD

El presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), Miguel Garrido, ha expresado su esperanza de que el Gobierno rectifique la decisión «ridícula» de someter a cuarentena a los turistas extranjeros, adoptada -ha dicho- sin consultar al sector y sin ser mejor meditada.

En una entrevista esta mañana con Onda Cero radio, Garrido ha dicho con respecto a esta medida que lo más acertado sería hacer «pruebas masivas» de diagnóstico del coronavirus a los viajeros procedentes del extranjero.

El presidente de los empresarios madrileños ha dicho que algunas medidas del Gobierno central son «desconcertantes» y ha lamentado que sean decretadas medidas sin hablar antes con los representantes de los sectores.

En su opinión, la medida anunciada de mantener en cuarentena a los turistas «no tiene ningún sentido» y, además, «agravaría la ruina» que ya afecta a la actividad económica.

El Gobierno central anunció el martes que desde el viernes próximo, día 15, hasta el final del estado de alarma, los viajeros procedentes del extranjero deberán permanecer en su domicilio o alojamiento durante 14 días y limitar sus desplazamientos únicamente para adquirir alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad o asistir a centros sanitarios.

Garrido ha manifestado su esperanza de que «todo vuelva a la cordura» y se imponga un criterio sensato, porque, de lo contrario, la actividad será «inviable».

Atentado grave contra la libertad empresarial

También, con respecto a la prohibición de anunciar rebajas, Garrido ha dicho que es «un atentado grave contra la libertad empresarial» y ha recordado que el empresario es quien arriesga su patrimonio y toma las decisiones legítimas destinadas a conseguir que su negocio vaya adelante.

Y ha estimado que si la Comunidad de Madrid no pasara el próximo lunes, día 18, a la fase 1 sería una «mala noticia» que supondría «un coste importantísimo» para la actividad económica, pues «continuaría la sangría».

Miguel Garrido ha afirmado además que el sector empresarial no ha cuestionado ni presionado al Gobierno regional para reclamar el paso a la fase 1 y ha recalcado que lo que sí ha hecho es «advertir» de las consecuencias económicas para el sector después de evaluar el impacto y que «cada día que pasa el coste es enorme» por la desaparición de tejido empresarial y de empleo.

Con respecto a la posibilidad de futuros expedientes de regulación de empleo (ERE) y despidos procedentes por criterios objetivos, Garrido ha dicho que las empresas deben poder contar con «herramientas flexibles que les permitan recuperarse poco a poco y así recuperar el empleo».

Según Garrido, «si la actividad de la empresa cae al 50 por ciento deberá tener una plantilla adecuada, porque, de lo contrario, desparecerá la empresa y también el cien por cien de los trabajadores».

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD