Programas del sabado
Los hogares disparan su inversión en Bolsa, fondos, seguros y depósitos, pero se desploma el efectivo

Los hogares disparan su inversión en Bolsa, fondos, seguros y depósitos, pero se desploma el efectivo

16 abril, 2018
|
Actualizado: 16 abril, 2018 11:02
|
PUBLICIDAD

La riqueza de los hogares ha registrado un crecimiento del 3,8% respecto a 2016, hasta los 1,373 billones. No obstante, en los últimos siete años, ha aumentado la riqueza en un 10%, según los datos publicados por el Banco de España.

En 2010, la riqueza neta de los hogares -diferencia entre activos e inversiones y deuda- alcanzaba los 1,243 billones de euros. En 2017, la cifra se ha incrementado en dos dígitos pese a la crisis, hasta los 1,373 billones. En activos financieros, las familias tenían un total de 2,147 billones de euros, mientras que la deuda se sitúa cerca de los 775.000 millones de euros.  Del total de la deuda, 685.514 millones son a largo plazo y 27.306 millones, a corto.

En efectivo, las familias han reducido en casi 30.000 millones el disponible en cuentas corrientes, desde los 90.833 millones registrados en 2010 a los 62.067, una reducción del 31,6% en los últimos 7 años.

En cuanto a los depósitos transferibles, los hogares, según el Banco de España, tenían 579.844, un 78% más respecto a 2010, cuando tenían un total de 307.293. Este tipo de activos había perdido su atractivo debido a los bajos tipos de interés, pero se ha incrementado año tras año hasta alcanzar el máximo a cierre de 2017 en este período. No obstante, otros depósitos, la caída es profunda, más de la mitad, desde los 440.745 millones en 2010 a 215.029 millones en 2017, la cifra más baja en los últimos siete años.

En bonos y deuda, las familias han pasado de invertir 51.412 millones a 33.549 millones, mientras que en valores a largo plazo, también se registra una fuerte pérdida, al pasar de los 49.215 millones a 33.479, en mínimos de los últimos siete años.

Se reduce la inversión en derivados, pero se dispara la de seguros de vida y Bolsa

Respecto a participaciones en el capital y en fondos de inversión, el ascenso es del 68%, hasta los 863.368 millones en 2017 frente a los 521.070 millones de 2010. A cierre del pasado año se registraba el máximo de los últimos siete años.

En acciones de empresas cotizadas, la inversión alcanza los 127.039 millones, un 35% más respecto a 2010, mientras que la inversión en las acciones no cotizadas alcanzaba los 329.888 millones.  Cabe recordar que el IBEX 35 cotiza 1.000 puntos por debajo de los máximos alcanzados en 2010 en este momento.

Una de las partidas que más ha crecido es la participación en fondos de inversión, que alcanzan los 312.551 millones frente a los 131.191 millones de hace siete años.

En seguros, pensiones y garantías, la cifra alcanza también el máximo de este período, hasta los 352.928 millones, frente a los 278.172 millones de 2010.

Por otro lado, las familias han reducido la inversión en derivados, hasta los 41.136 millones frente a los 51.909 de hace 7 años.

 

 

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD