Neuron arroja pérdidas de 13,7 millones en 2016 y no paga 4,3 millones a Repsol

Neuron arroja pérdidas de 13,7 millones en 2016 y no paga 4,3 millones a Repsol

23 enero, 2018
|
Actualizado: 23 enero, 2018 11:38
|
PUBLICIDAD

El Mercado Alternativo Bursátil, MAB, donde cotizan empresas en expansión y la mayor parte de las socimis, vuelve a ser protagonista de un fiasco bursátil. Neuron Bio, cuyo acreedor principal es Repsol, ha dado a conocer pérdidas de 12 millones, mientras se han sucedido las dimisiones en el consejo.La compañía dedicada a la biotecnología fue suspendida de cotización el pasado 25 de septiembre debido al preconcurso de acreedores en el que se encontraba. Ahora, negocia un convenio con los acreedores para antes de abril y evitar así la extinción de la compañía. La compañía tiene con Repsol un filial al 50%, Neol Biosolutions, por la gestión financiera que Neuron pretendía realizar en ella. La petrolera pactó en 2014 la venta de su mitad en Neol por 4,5 millones, de los que quedaban pendientes de pago 4,3 millones a cierre de 2016, según recoge El Confidencial. La empresa que preside Antonio Brufau controla así el 20% del pasivo de Neuron.
Durante el concurso de acreedores en el que se encuentra inmerso ha llevado a cabo una reformulación de las cuentas de 2016, auditadas y publicadas en el MAB. En ese ejercicio perdió 12 millones de euros más de los 1,7 millones que había registrado en pérdidas. De esta forma, los números rojos alcanzan los 13,8 millones solo en 2016.
El presidente de Neuro Bios, Fernando Valdivieso, ha tenido ahora que hacer frente a las dimisiones en el consejo. En las cuentas trimestrales del primer trimestre de 2017, Deloitte, auditora de la compañía, mostró salvedades a los números. La compañía jamás ha estado en beneficio y tampoco cumplió su plan estratégico para obtener fondos por valor de 6,5 millones. Tan solo un mes después del informe de auditoría, la empresa entró en preconcurso, pero no fue hasta septiembre cuando llegó la suspensión de cotización, una vez que ya entró en concurso.
Las pérdidas afloran por un cambio contable, ya que al entrar en concurso de acreedores, los créditos fiscales ya no pueden estar activados, y su montante alcanza los 11,1 millones. De esta forma, el esfuerzo para obtener beneficios tiene que ser aún mayor ahora, más cuando nunca ha registrado números verdes. Esos créditos pueden volverse a activar siempre y cuando esquive la situación del concurso de acreedores.
En el informe de Deloitte se especifica que los 61 empleados de la plantilla han pedido la rescisión del contrato. Según ha apuntado Valdivieso a El Confidencial, «las sociedades del grupo Neuron se han allanado [ante esas peticiones de rescisión] en todos aquellos casos en que las reclamaciones eran correctas. En consecuencia, no existe negociación alguna con las plantillas en este momento». El montante total de las indemnizaciones alcanzarían los 468.000 euros, incluidos los impagos.
Esta pasada semana comunicó la dimisión de un tercio del consejo, con la salida de Inocencio Arroyo y Joseba Elorriaga, que accedió al consejo hace solo tres meses.
 

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD