PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Andonio Brufau y Josu Jon Imaz, la cúpula directiva de RepsolAndoni Brufau y Josu Jon Imaz, presidente y CEO de Rpesol que suman otro problema más a la petrolera.

Repsol fija en 837 millones las posibles pérdidas por el litigio con Sinopec y las provisiona en 2019

Repsol ha dotado una provisión de 837 millones de euros para el conjunto del litigio que iniciaron Sinopec y Addax Petroleum por la compra que hicieron en 2012 del 49 % de las acciones de Talisman Energy UK al grupo canadiense Talisman, que fue adquirido por la petrolera española en 2015.

PUBLICIDAD

En un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la petroquímica española ha informado de que esta provisión se hace por un criterio de prudencia y se reflejará en sus estados financieros a 31 de diciembre de 2019.

La decisión se ha adoptado después de que en un laudo parcial sobre una de las cincos cuestiones de la fase de responsabilidad del arbitraje haya dado la razón a los reclamantes.

La petrolera china Sinopec y su filial Addax (petrolera canadiense adquirida por el grupo chino en 2009) iniciaron en 2015 un procedimiento arbitral contra Talisman Energy y Talisman Colombia por la compra que hicieron en 2012 del 49 % de las acciones de Talisman Energy UK al grupo canadiense Talisman.

PUBLICIDAD

Los hechos tuvieron lugar en 2012, antes de la adquisición de Talisman por Repsol en 2015, por lo que, según la petrolera española, no implica acción alguna llevada a cabo por ellos mismos.

Hasta 5.500 millones de dólares

Sinopec y Addax solicitaban, para el caso de que sus pretensiones fueran estimadas en su totalidad, una cifra de aproximadamente 5.500 millones de dólares estadounidenses (unos 5.076 millones de euros), que alegan que corresponde a una inversión inicial en Talisman Energy UK, e incrementos de inversión posteriores realizados o por hacer en el futuro, así como por las pérdidas de oportunidad que pudieran haberse producido.

En noviembre de 2017, Repsol comenzó otro arbitraje contra China Petroleum Corporation y TipTop Luxembourg reclamando una indemnización por los perjuicios que pueda sufrir como consecuencia de cualquier decisión adversa en el arbitraje iniciado por Addax y Sinopec, junto a otros daños no cuantificados.

Este procedimiento se fundamenta en la conducta, por parte de Addax y Sinopec frente a Repsol, durante los meses previos a la adquisición del grupo Talisman.

PUBLICIDAD

El tribunal arbitral emitió en 2017 un primer laudo parcial rechazando las reclamaciones de Addax y Sinopec, basadas en el incumplimiento de las garantías contractuales.

Además, decidió la bifurcación del procedimiento en dos fases, de forma que en la primera resolvería sobre responsabilidad y en la segunda sobre la cuantía de las responsabilidades, en el caso de que se determine que las hubo.

Ahora, en 2020, el tribunal arbitral ha emitido un segundo laudo parcial sobre una de las cinco cuestiones de la fase de responsabilidad y, aunque Repsol considera que las correspondientes reclamaciones carecen de fundamento, el tribunal ha decidido que Talisman Energy (actualmente Rogci) y Talisman Colombia son responsables ante Sinopec y Addax.

El tribunal ha indicado que decidirá el resultado de las restantes reclamaciones mediante ulteriores laudos, aunque actualmente se desconoce cuando se emitirán.

Una vez se hayan decidido todas ellas, será necesaria una nueva fase procedimental para determinar las cuantías, cuyo cronograma aún no se ha establecido, ha explicado Repsol.

Es probable que este calendario incluya plazos para nuevos escritos de alegaciones, aportación de pruebas, declaraciones de expertos adicionales y una nueva audiencia oral.

Por eso, la fase relativa a la determinación de la cuantía, sin tener en consideración eventuales impugnaciones de los laudos, no se resolverá antes del primer trimestre de 2022, según la petrolera española, que está analizando las distintas actuaciones frente al laudo parcial emitido y que, probablemente, lo impugnará ante los tribunales de Singapur.

En Talisman Energy UK (TSEUK), que opera en Reino Unido, Repsol tiene una participación del 51 % y Sinopec, del 49 %.