PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Thermomix vende un 25% más durante el estado de alarma

Las ventas de Thermomix se han disparado un 25 % durante el confinamiento impulsadas por la demanda de usuarios que ahora se ven obligados a comer en casa y por la adaptación de sus comerciales, que han sustituido las demostraciones en vivo, base de su negocio, por demostraciones virtuales.

Así, la compañía recibió la semana pasada 2.500 pedidos, frente a los 100 que registró en la primera semana de estado de alarma o los 2.000 que suele recibir de media semanalmente en circunstancias normales, ha explicado a Efe el director general en España de Vorwerk (grupo alemán al que perteneced Thermomix), Ignacio Fernández-Simal.

En mayo prevén superar los 10.000 pedidos, frente a los cerca de 9.000 que registraron en el mismo mes del año pasado.

El sistema de venta de uno de los robots de cocina más cotizados (en España cuenta con una penetración del 15 %) está basado en las demostraciones que hacen sus comerciales en directo en los hogares de los potenciales compradores, algo prohibido durante el estado de alarma.

“Al principio fue un shock, todos pensábamos que nuestro modelo de negocio y nuestro sistema de ventas era incompatible con una situación de confinamiento. Pero la realidad es que cuando surgen dificultades, éstas nos obligan a ser más creativos”, ha explicado el directivo.

El reto del confinamiento les llevó a desarrollar un modelo de negocio virtual que nunca antes se habían planteado, vía aplicaciones como Whatsapp o Zoom, y que quizá mantengan en el futuro, una vez superada la crisis del coronavirus, según Fernández-Simal.

“Cuándo vimos que cerraban los colegios y lo que pasaba en Italia, nos pusimos a desarrollar herramientas pensando en los clientes”. Para un producto como Thermomix, un cliente “satisfecho” es fundamental, pues se basan en las recomendaciones “boca a boca”.

Pensando en darles el máximo de contenido para sacar el máximo rendimiento a su máquina, optaron por poner en abierto su revista digital y por hacer “shows” de cocina en directo vía Instagram, según el ejecutivo.

En cuanto al perfil del comprador, el máximo responsable de la marca en España ha explicado que a los ya habituales se han sumado personas que no cocinaban en casa, porque no tenían tiempo o porque comían fuera a diario por trabajo, y que ahora se están “aficionando” a hacerlo.

“Personas que no le daban importancia a la comida en casa, ahora le están dando. Además, todo el mundo está pensando en el futuro, en las restricciones que habrá en los restaurantes y a que estaremos más tiempo en casa que antes y eso está haciendo que para muchos la inversión que supone una Thermomix (su precio ronda los 1.250 euros) merezca un poco más la pena”, según Fernández-Simal.

El año pasado, en el que se lanzó el nuevo modelo TM-6, el más digital y caro de la firma hasta ahora, la compañía vendió 141.000 unidades, una cifra que confían en mantener e incluso superar este año, según el directivo, que ha subrayado que durante el estado de alarma, además, se han sumado 600 personas a su red de ventas.