España pasará del puesto 30 actual en habitantes al 63 en 2.100, según la ONU

España pasará del puesto 30 actual en habitantes al 63 en 2.100, según la ONU

22 junio, 2019
|
Actualizado: 22 junio, 2019 22:52
|

El planeta albergará 11.000 millones de personas en 2.100, frente a los 7.000 millones actuales. Pero el crecimiento será muy desigual. Todos los países europeos, incluido España, con políticas más encaminadas a frenar la natalidad que a fomentarla, perderán posiciones en el ránking de habitantes mundial. España caerá del puesto 30 de 2019 al 63 de 2.100. En ese año para encontrar un país europeo entre los más poblados hay que remontarse hasta el 34, lugar que ocupará Reino Unido, que ahora es el 21.

Desde el año 2015, en España se producen más muertes que nacimientos y esa tendencia, lejos de corregirse, irá en aumento. Ahora mismo, nuestra nación, con sus 47 millones de habitantes, es la 30 del mundo por población. En 2.100, según las previsiones del informe bianual de la ONU sobre población, ocupará el puesto 63 tras bajar en esos años de 47 millones de habitantes a 33.

Desde luego, la política europea de favorecer más el aborto y los anticonceptivos, que las políticas de natalidad, no ayuda. Así, el caso español, aunque es de los más graves, no es aislado. Reino Unido bajará del puesto 21 al 34 en el ránking de población mundial, en el mismo periodo: Alemania, del 17 al 38, mientras Francia pasara del 22 al 41.

El mundo albergará a casi 9.700 millones de personas en 2050, que serán 11.000 millones en 2100, si bien la población crecerá a un ritmo inferior del previsto hace dos años, anunció esta semana la ONU en su informe bianual sobre población, en el que alerta del envejecimiento en zonas como Europa y América del Norte no compensado con nuevos nacimientos.

En su documento actualizado, el organismo internacional apunta que en los próximos 30 años 2.000 millones de personas se sumarán a los actuales 7.700 millones de personas que habitamos el planeta.

España, según las previsiones del informe bianual de la ONU sobre población, ocupará el puesto 63 en 2.100 tras bajar en esos años su población de 47 millones de habitantes a 33 millones

En el anterior estudio sobre el crecimiento poblacional, publicado en 2017, la ONU había avanzado que en 2050 casi 9.800 millones de personas poblarían la tierra y que en 2100 serían 11.200 millones, pero el crecimiento negativo de la población en Europa ha llevado a revisar a la baja esos planes.

El estudio, conocido como «Perspectivas de la población mundial 2019: Aspectos destacados», hace hincapié entre otros aspectos en el envejecimiento del planeta «debido al aumento de la esperanza de vida al nacer y la disminución de los niveles de fecundidad».

Este algoritmo lleva a que «el número de países que experimentan una reducción en el tamaño de su población está creciendo».

Así, el informe destaca que en 2050 un 16 % de la población tendrá más de 65 años, frente al 9 % actual. Por regiones, Europa y América del Norte están muy por encima de esta media con un 25 % de su población envejecida para entonces.

La ONU advierte de que esta tendencia (en 2050 habrá 426 millones de ancianos de 80 años, frente a los 143 millones actuales) lleva aparejada el descenso en la proporción de población en edad de trabajar, lo que «está ejerciendo presión sobre los sistemas de protección social (Pensiones)».

El informe recuerda que desde 2010, «27 países o áreas han experimentado una reducción de un 1 % o más en el tamaño de sus poblaciones» debido a los bajos niveles de fecundidad, que ha pasado de 3,2 nacimientos por mujer en 1990 a 2,5 en 2019 y que se prevé que se sitúe en torno al 2,2 en 2050.

La ONU calcula que con ausencia de migraciones, se necesita un nivel de 2,1 nacimientos por mujer para asegurar el reemplazo generacional.

El estudio avanza que entre 2019 y 2050 serán 55 el número de países donde la población disminuirá un 1 % o más y que en 26 de ellos la reducción será de al menos un 10 %.

Las Perspectivas sobre Población Mundial también se detiene en el fenómeno de las migraciones y resalta que «se han convertido en un componente importante del cambio poblacional de algunos países» debido a la demanda de trabajadores inmigrantes, como en Bangladesh, Nepal y Filipinas, o por violencia, inseguridad o guerras, como Myanmar, Siria o Venezuela.

En contrapartida, destaca que entre 2010 y 2020 una decena de países -Bielorrusia, Estonia, Alemania, Hungría, Italia, Japón, Rusia, Serbia y Ucrania- «experimentarán un influjo neto de inmigrantes (…) contribuyendo a compensar las pérdidas de población causadas por un exceso de muertes sobre los nacimientos».

Pero mientras unas poblaciones menguan otras siguen creciendo.

Tanto es así, que tan solo nueve países representarán más de la mitad del crecimiento hasta el año 2050 según proyecta el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas, responsable del informe.

Se trata, por orden de mayor crecimiento a menor, de India, Nigeria, Pakistán, República Democrática del Congo (RDC), Etiopía, Tanzania, Indonesia, Egipto y Estados Unidos.

Con estos ritmos, India superará a China como país más poblado en torno a 2027, un poco más tarde de lo calculado hace dos años.

En el «top 9» de los países que más crecerán ha entrado Egipto, que se sitúa en octava posición y ha salido Uganda, mientras que Estados Unidos ha pasado de la sexta a la novena plaza. En los puestos de cabeza, Pakistán se ha convertido en la tercera nación con mayor perspectiva de crecimiento tras India y Nigeria.

La poblacion de la África Subsahariana se duplicará

Por regiones, el estudio prevé que la población de África Subsahariana crezca un 99% y se duplique para 2050.

Europa y América del Norte seguirán siendo los países con un menor crecimiento, el 2 %, seguidas por Asia oriental y sudoriental (3 %), América Latina y el Caribe (18 %), Asia central y meridional (25 %), Australia y Nueva Zelanda (28 %), África septentrional y Asia occidental (46 %) y Oceanía (sin Autralia y Nueva Zelanda) (56 %).

«Muchas de las poblaciones de más rápido crecimiento se encuentran en los países más pobres, donde el crecimiento de la población presenta desafíos adicionales en el esfuerzo para erradicar la pobreza, lograr una mayor igualdad, combatir el hambre y la desnutrición, y fortalecer la cobertura y la calidad de los sistemas de salud y educación para no dejar a nadie atrás», aseguró el secretario general adjunto para Asuntos Económicos y Sociales de la ONU, Liu Zhenmin.

En este sentido, el estudio destaca que en lo países más pobres las personas viven 7,4 años menos que el promedio mundial, que ha pasado de 64,2 años en 1990 a 72,6 años en 2019 y que se prevé que alcance los 77,1 años en 2050. 

Noticias Relacionadas: