PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Pablo Iglesias e Íñigo Errejón cuando eran amigos. / EFE

Con Errejón sólo se trabajará 36 horas a la semana, dos menos que con Iglesias

Las medidas económicas que han llevado a la ruina a numerosos países, entre ellos a la adorada Venezuela por la extrema izquierda española, entran en campaña de la mano de Íñigo Errejón, el becario ausente, y de Pablo Iglesias, el del casoplón de Galapagar.

PUBLICIDAD

El candidato de Más País a la Presidencia del Gobierno, Íñigo Errejón, ha planteado este viernes la reducción de la semana laboral a 32 horas, dos menos que el cómputo por el que ha abogado Podemos.

Ha defendido también bajar a 16 años la edad con la que tener derecho al voto.

Son dos de las medidas principales que Más País ha esgrimido este viernes en el acto de presentación de su programa, muy centrado en la transición ecológica y en la creación de empleo estable vinculado a la protección del medioambiente.

PUBLICIDAD

Una parte del programa muy amplio y diverso en el que, no obstante, no figuran alusiones a la inmigración o al sistema de pensiones.

No habla de la reforma laboral, pero sí de empleo, y así, el antiguo dirigente de Podemos ha recurrido a la propuesta del laborismo británico para esgrimir la necesidad de una semana de 32 horas de trabajo «en el marco de la próxima década».

Se intentaría, además, que «en la mayoría de sectores esto se traduzca en una semana laboral de 4 días», indica Más País en su programa «verde».

Establece a su vez que la reducción de la jornada laboral pueda ser «modulada de modo flexible, en semanas de 5 días o mediante su acumulación en años sabáticos pagados».

PUBLICIDAD

El candidato a la Presidencia del Gobierno lo ha explicado: en un contexto como el actual en el que los avances tecnológicos inciden en la precariedad en vez de una mayor productividad y una mayor salud laboral urgen medidas como la que ha planteado.

«Trabajar todos y trabajar menos», ha resumido Errejón, para quien la reducción de la jornada, sin merma salarial, arrastra ventajas medioambientales (menos transporte) y en salud (más tiempo para deporte).

Su propuesta está por debajo de la de Podemos, que ha computado la reducción de la semana laboral a 34 horas. La actual está cifrada en 40.