PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Desplome de las hipotecas

Las hipotecas caen en septiembre un 31,6 % por la nueva ley, la economía y la situación política

La adaptación a la nueva ley hipotecaria, el contexto político y la desaceleración de la economía son las razones que explican el recorte del 31,6 % registrado por la firma de nuevas hipotecas en septiembre, el segundo consecutivo y el mayor desde febrero de 2014, según los expertos consultados.

PUBLICIDAD

En septiembre se firmaron 22.488 nuevos contratos hipotecarios, un 10,3 % más que el mes anterior, y de ellos, un 38,3 % se constituyeron a tipo fijo, un porcentaje que de nuevo fue más bajo que el mes anterior, ha informado hoy el INE.

El importe medio de esos contratos aumentó un 5,3 % y se situó en 135.452 euros, el más elevado en más de 11 años, desde agosto de 2008.

El capital prestado en septiembre por las entidades financieras para adquirir una vivienda se redujo un 28 % interanual y quedó en 3.046 millones de euros, con lo que lleva ya dos meses seguidos cayendo más del 20 %, explica el INE.

PUBLICIDAD

El portavoz de la patronal de la banca española, la AEB, José Luis Martínez Campuzano, ha destacado que los bancos «mantienen su capacidad de préstamo, bajo condiciones de financiación transparentes y muy favorables».

El director de Estudios del portal inmobiliario pisos.com, Ferran Font, considera que «la asimilación a nivel técnico de la ley hipotecaria todavía está ralentizando la firma de hipotecas» y añade que «mucho tendrán que mejorar los números durante el último trimestre para que la tasa interanual supere el 1 %».

Asimismo, el responsable de Estudios de Fotocasa, Ismael Kardoudi, recuerda que estos recortes «van en consonancia» con las caídas que están registrando las transacciones inmobiliarias» en los últimos meses, también según el INE.

«Estamos asistiendo a la moderación del crecimiento del mercado inmobiliario que ya vaticinábamos para 2019», aunque «está por ver si este proceso será más o menos intenso por la evolución de la macroeconomía, el contexto internacional, la situación política en España y los últimos cambios legislativos», añade Kardoudi.

PUBLICIDAD

Para la adquisición de todo tipo de fincas -rústicas, urbanas y viviendas-, las entidades financieras prestaron 5.566 millones de euros en septiembre, un 16,5 % menos que un año antes y casi un 25 % más que el mes anterior.

El importe medio de todos esos contratos inscritos fue de 180.630 euros, un 20,8 % más que el año anterior y un 16,1 % más que en agosto.

Por naturaleza de la finca, las hipotecas sobre viviendas concentraron el 54,7 % del capital total que se prestó en septiembre, un porcentaje inferior al 58,8 % correspondiente al mes previo.

En las hipotecas constituidas sobre viviendas, el tipo de interés medio empleado fue el 2,51 %, un nuevo mínimo histórico y un 3 % inferior al del mismo mes de 2018. Ese mes, el euríbor medio fue del -0,269 %.

Según los datos del INE, 3.146 contratos introdujeron algún cambio en sus condiciones y fueron inscritos en los registros de la propiedad, un 46,7 % menos que en el mismo mes del año pasado.

Atendiendo a la clase de cambio en las condiciones, se produjeron 2.278 novaciones (o modificaciones con la misma entidad financiera), con un descenso anual del 49,5 %.

El número de operaciones que cambiaron de entidad (subrogaciones al acreedor) bajó un 30,7 %, y las que cambiaron el titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor) disminuyeron casi un 57 %.

Asimismo, el 31,7 % de los cambios producidos en esas 3.146 hipotecas se debió a modificaciones en los tipos de interés, que duplicaron el porcentaje de préstamos a interés fijo hasta el 30,3 %, mientras que los referenciados a un interés variable bajaron del 83,8 % al 69,3 %.

Por comunidades autónomas, las que constituyeron más préstamos hipotecarios sobre viviendas en septiembre fueron la Comunidad de Madrid (4.708), Andalucía (4.189) y Cataluña (3.655).

Aquellas en las que se prestó más capital para hipotecas sobre viviendas fueron Madrid (936,8 millones de euros); Cataluña (544,6 millones) y Andalucía (463,6 millones).

Todas la comunidades registraron tasas negativas de variación porcentual interanual, tanto en número de contratos como en capital prestado.