El PSOE se la vuelve a jugar a los pensionistas: Sánchez, como Zapatero, congela las pensiones

El PSOE se la vuelve a jugar a los pensionistas: Sánchez, como Zapatero, congela las pensiones

27 diciembre, 2019
|
Actualizado: 27 diciembre, 2019 15:58
|
PUBLICIDAD

Si en mayo de 2010 Zapatero congeló por primera vez las pensiones en España, con el voto favorable de Pedro Sánchez como diputado socialista, ahora es una vez más el PSOE el que se la juega a los pensionistas congelando las pensiones para 2020, ni siquiera subirá el 0,25% de la reforma del PP.

La excusa esgrimida por Pedro Sánchez es que no hay Gobierno. De esta forma, la emprende contra los pensionistas y pretende presionar para justificar su pacto antiEspaña con los separatistas de ERC. De esta forma, entiende él, manipulando a millones de jubilados, los ciudadanos verán con mejores ojos formar un Ejecutivo únicamente en beneficio de sus aspiraciones personales, que pasan, cueste lo que cueste, seguir en La Moncloa, aunque los que manden en España sean precisamente aquellos que la quieren destruir, saltándose todas las leyes y al margen de la norma suprema que es la Constitución.

La promesa de revalorización de las pensiones del 0,9 % en campaña electoral del presidente en funciones, Pedro Sánchez, y la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) -aún no decidida- han quedado, por tanto, por si a alguien le quedaba dudas, en un compromiso con los votantes del PSOE que se lo ha llevado el viento.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, ha descartado que el Gobierno vaya adoptar ninguna de esas dos medidas estando en funciones.

Congelación total de las pensiones, ni siquiera el 0,25%

El decreto ley aprobado este viernes en Consejo de Ministros con medidas en materia de Seguridad Social incluye la suspensión de la aplicación de la subida mínima del 0,25 % establecida por el Gobierno del PP en la reforma de las pensiones de 2013.

El Ejecutivo ha considerado que es mejor aplicar «en cuanto sea posible» la revalorización del 0,9 % de una vez, ya que subir ahora un 0,25 % y posteriormente un 0,65 % duplicaría el coste en la comunicación a los pensionistas y malgastaría recursos en la logística para liquidar las dos subidas, ha explicado Celaá.

Un coste que ni siquiera alcanza uno de los numerosos vuelos del Falcon que el presidente en funciones hace de forma habitual. A ese gasto hay que añadir otro como el traslado en helicóptero desde La Moncloa a la base del Ejército del Aire en Torrejón de Ardoz, a 40 kilómetros, cuando tiene que coger el Falcon o el Airbus 310 oficial, que, por cierto, han doblado su asignación para la compra de bebidas de lujo, como brandy, licores, orujos, pacharán, vodka, whisky, ginebra o ron.

Y ahora el Gobierno, pretende ahorrar en cartas a los pensionistas.

En el caso del SMI Celaá ha dicho que la cuantía de la subida aún está pendiente de negociación y que, entre tanto, se ha aprobado la prórroga del real decreto por el que se fijó en 900 euros brutos mensuales para 2019.

Tradicionalmente el alza del SMI se ha aprobado en el último Consejo de Ministros del año previa consulta con patronal y sindicatos, si bien el año pasado el incremento del 22,3 % fue fruto del acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos para los fallidos presupuestos de 2019.

En el marco de la negociación actual con Podemos para la formación de un Gobierno de coalición se ha especulado con la posibilidad de que subiera a 1.000 euros brutos mensuales en 2020, una cifra que Celaá no ha confirmado, limitándose a reiterar el compromiso socialista de que llegue al 60 % del salario medio al final de la Legislatura, en torno a 1.200 euros. 

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD