Programas del domingo
ING, que no paga el impuesto a la banca en España, dispara su beneficio un 271%

ING, que no paga el impuesto a la banca en España, dispara su beneficio un 271%

11 mayo, 2023
|
Actualizado: 11 mayo, 2023 13:46
|
PUBLICIDAD

El banco neerlandés ING registró un beneficio neto en el primer trimestre de 1.591 millones de euros, lo que supone un incremento del 271 % en relación a los tres primeros meses de 2022, un periodo en el que la entidad se vio especialmente perjudicada por el impacto de la invasión rusa en Ucrania. Se da la paradoja de ING, muy asentado en España, no paga el impuesto especial a la banca, como si lo hacen el Banco Santander, BBVA, Caixabank, Bankinter, Banco Sabadell o Unicaja Banco, creando de esta forma distorsiones en el mercado bancario nacional. ING de pagarlo tendría que abonar unos 70 millones de euros.

El banco también se benefició entre enero y marzo de 2023 del entorno de mayores tipos de interés, que elevó un 20,4 % sus ingresos por intereses para superar los 4.000 millones de euros, excluyendo el impacto negativo de la retirada por parte del Banco Central Europeo de las inyecciones de liquidez conocidas por las siglas TLTRO.

Esta cifra, sumada a los casi 900 millones que recaudó a través de tasas y comisiones y a los 644 millones procedentes de otras actividades, incrementaron los ingresos totales del banco neerlandés hasta 5.567 millones de enero a marzo, un 21 % más.

«2023 arrancó con buen pie dado que registramos un fuerte primer trimestre», afirmó el consejero delegado de ING, Steven van Rijwijk, quien reconoció que la entidad «se benefició del actual entorno de tipos de interés», y añadió que el impacto de la inflación fue «menos pronunciado» que en trimestres anteriores.

Así, la rentabilidad financiera de la entidad (ROE) se situó al final de marzo en un 13 %, lo que supone un incremento de más de cuatro puntos con respecto a la observada al cierre del trimestre anterior, del 8,8 %.

ING sube los ratios de calidad

En cuanto a los ratios de capital, el CET1, el de capital de máxima calidad, alcanzó el 14 %, tres décimas más que en el periodo anterior, gracias a un aumento del capital Tier 1 de 800 millones de euros procedentes de beneficios trimestrales y a una menor valoración de los activos ponderados por riesgo.

Además, el banco neerlandés anunció un programa de recompra de acciones ordinarias de hasta 1.500 millones de euros que, calcula, tendrá un impacto de 46 puntos básicos en su ratio de capital de máxima calidad (CET1).

Por el lado de los activos, los préstamos concedidos a los clientes disminuyeron ligeramente, desde los 635.506 millones a cierre del último trimestre de 2022 hasta los 633.705 millones del pasado 31 de marzo.

Las provisiones de ING, por otra parte, ascendían al final del primer trimestre de este año hasta los 6.016 millones de euros, de las cuales la gran mayoría (5.785 millones) era provisiones por posibles pérdidas en la actividad crediticia.

Con respecto al pasivo de la entidad, los depósitos de los clientes aumentaron un 3 %, hasta los 660.189 millones, mientras que la deuda emitida rozó los 108.000 millones de euros, frente a los casi 96.000 millones de tres meses antes, y los préstamos subordinados se elevaron hasta casi los 17.000 millones. 

Noticias Relacionadas: