La jefa de auditoría de Caixabank afirma que se contrató a una empresa y no a un policía en activo como Villarejo

La jefa de auditoría de Caixabank afirma que se contrató a una empresa y no a un policía en activo como Villarejo

18 marzo, 2022
|
Actualizado: 18 marzo, 2022 19:41
|

La jefa de auditoría interna y el responsable de cumplimiento normativo de CaixaBank han asegurado este viernes que la entidad y Repsol contrataron los servicios de una empresa -Cenyt- y no a un funcionario público en activo en la Policía Nacional, en alusión a José Manuel Villarejo.

Durante su intervención como testigos en la Audiencia Nacional, María Luisa Retamosa y Carlos López han defendido que la contratación fue transparente, como muestra que las facturas estuvieran bien registradas, y han rechazado que se supiera que era un policía en activo, base del delito de cohecho investigado.

La declaración de Retamosa, que fue ordenada por la sección tercera de la sala de lo Penal tras la negativa inicial del juez Manuel García Castellón, ha girado en torno al informe elaborado por su departamento sobre la contratación de la empresa de Villarejo.

Sobre este mismo documento ya declaró a mediados del pasado año el auditor interno del banco Rubén Benavent, autor además del trabajo, que sostuvo que el proceso cumplió con la normativa interna de la compañía, y que las facturas se emitieron de acuerdo a ella.

En esta misma línea se ha expresado Retamosa, que ha relatado que la contratación requería del visto bueno de la asesoría jurídica de la entidad, y ha aclarado que, aunque no lo encontraron a la hora de elaborar el informe, no es extraño ya que podía ser verbal.

Según han indicado a Efe fuentes jurídicas, la jefa de auditoría interna de CaixaBank ha recalcado que detectaron una transparencia total en la contratación y el registro de los pagos, los cuales se hacían a Cenyt a través de cuentas en el propio banco.

Retamosa también se ha referido a la entrevista que realizó al que fuera director general de medios del banco, el investigado Antonio Massanell, sobre su intervención en la orden de contratar a Cenyt.

Al respecto, ha señalado que Massanell, que ya no se encontraba en la entidad al haberse jubilado, acudió sin problemas y se mostró colaborador.

A la pregunta de la Fiscalía Anticorrupción de si, en algún momento, se reunió con alguien «de un escalafón superior» al de Massanell para completar el informe, Retamosa ha respondido que no, porque no había ninguna evidencia, ni factura ni correo, que lo hiciera necesario.

Además de la responsable del departamento, ha comparecido como testigo el jefe de cumplimiento normativo de CaixaBank.

Al igual que Retamosa, Carlos López ha reiterado que las facturas relacionadas con Cenyt estaban bien registradas, y que no había contrato porque se podía hacer de forma verbal.

También estaba citado para esta misma mañana su homólogo en Repsol, Enrique Hernández, cuya declaración ha sido suspendida sin fecha por petición del Ministerio Público, que ha solicitado tiempo para analizar el informe íntegro de KPMG sobre estos hechos, aportado ayer por la petrolera.

Esta pieza separada del caso Villarejo está relacionada con el denominado «proyecto Wine», desarrollado entre 2011 y 2011, por los presuntos trabajos encargados a Cenyt para investigar al expresidente de Sacyr, Luis del Rivero, por su relación con Petróleos Mexicanos (Pemex) de cara a hacerse con el control de Repsol.

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: