"Sabía de Calviño que era una defraudadora fiscal, lo sabe toda España, utilizó una sociedad instrumental con dos testaferros (...) para comprar su mansión de 300 metros cuadrados, defraudando decenas de miles de euros", ha dicho el líder del PP.
La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, una defraudadora fiscal, según Casado
La vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, está obligad a dar explicaciones tras la graves acusaciones de Pablo Casado de fraude fiscal. EFE/ Chema Moya

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, una defraudadora fiscal, según Casado

17 diciembre, 2021
|
Actualizado: 17 diciembre, 2021 17:27
|

El presidente del PP, Pablo Casado, ha redoblado los ataques de su partido contra el Gobierno y, en concreto, contra la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, de la que ha pedido el cese por ser una «defraudadora fiscal».

En su intervención en la Junta Directiva provincial del PP de A Coruña, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que cumpla su promesa, de que echaría del Ejecutivo a cualquiera que creara una sociedad interpuesta para pagar menos impuestos, y «eche mañana» a Calviño porque «ha creado una sociedad instrumental para comprarse una casa y defraudar impuestos».

«Sabía de Calviño que era una defraudadora fiscal, lo sabe toda España, utilizó una sociedad instrumental con dos testaferros (…) para comprar su mansión de 300 metros cuadrados, defraudando decenas de miles de euros», ha dicho Casado.

La polémica del PP con la vicepresidenta ha subido de tono en las últimas horas tras una conversación de Calviño con Casado en un acto el miércoles después de la sesión de control al Gobierno en el Congreso. Según el alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, Calviño llamó «desequilibrado» al líder de la oposición.

Casado ha afirmado, en el acto del PP coruñés, que Calviño «insultó» al PP porque este partido ha exigido «la investigación de abusos a niñas tuteladas por los Gobiernos socialistas de la comunidad valenciana y de Baleares» y «prostituidas bajo la tutela del señor Puig y la señora Armengol».

Se ha referido a la vicepresidenta como «esa que supuestamente es de La Coruña, esa que supuestamente es tan tecnócrata y tan transversal y tan buena gestora», pero que en realidad es «la ministra de Economía más incompetente» de la historia de España y «la peor de la UE».

«No nos van a callar», ha aseverado el líder del PP, tras acusar al Gobierno de «impedir el ejercicio democrático de una oposición parlamentaria» y cuestionar si el PSOE pretende que el PP «pinte el logotipo de rojo» y se «subrrogue a la disciplina sanchista».

Además, ha señalado que en el día en el que se produce un récord histórico en el precio de la luz, el PP no puede «callarse y decir que todo esta bien», al igual que ocurre con las previsiones económicas, después de que el Banco de España haya rebajado a «la mitad», el 4,5 %, las expectativas de crecimiento para 2022.

A su juicio, lo que debe hacer el PP es «desnudar esas mentiras» y no puede ser que el Gobierno intente «amordazar» al principal partido de la oposición en aras de una supuesta «moderación o ausencia de confrontación» porque su deber es decir lo que está haciendo mal el Ejecutivo.

Para Casado estas «altas presiones» hacia él y los ataques a su partido se producen porque el PP «encabeza las encuestas» y está más cerca de volver al Gobierno.

Moncloa no niega la sociedad instrumental de Calviño, pero la respalda sin fisuras

La Moncloa ha respaldado este viernes a la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, de las acusaciones de fraude fiscal lanzadas por el líder del PP, Pablo Casado. «Pincha en hueso», responden.

Fuentes de Moncloa han reaccionado así al ser preguntadas tras la rueda de prensa del Consejo de Ministros por el hecho de que Casado haya pedido el cese de Calviño.

Aunque por respuesta, han asegurado que la «solvencia económica de la vicepresidenta está más que demostrada», por lo que cualquier acusación en este sentido «pincha en hueso, aquí y en el extranjero».

La polémica del PP con la vicepresidenta ha subido de tono en las últimas horas tras una conversación de Calviño con Casado en un acto el miércoles después de la sesión de control al Gobierno en el Congreso.

Según dijo el alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, la vicepresidenta habría llamado «desequilibrado» al líder de la oposición, por haber acusado a Sánchez en la sesión de control de ocultar los casos de abusos a menores tutelados en Baleares. 

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: