PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El presidente de Mapfre, Antonio Huertas. EFE

Mapfre prevé que las primas ramo No Vida crezcan en España el 1,8 % el próximo año

El Servicio de Estudios de Mapfre prevé que las primas en el segmento No Vida tengan un crecimiento real (descontando la inflación) del 1,8 % entre 2019 y 2020 en España, superior al de la eurozona, que estima en el 0,8 %.

PUBLICIDAD

El Servicio de Estudios de Mapfre ha publicado este martes el informe «Previsiones de crecimiento de mercados aseguradores: No Vida», en el que analiza por primera vez la evolución y las perspectivas del crecimiento para 38 mercados (33 países y 5 regiones).

El citado informe detalla que las primas del segmento de No Vida en el mercado asegurador mundial muestran síntomas de ralentización, en línea con la propia desaceleración de la economía.

Estima un crecimiento de las primas en el ramo No Vida ligeramente inferior al 3 % de media durante 2019-2020, es decir, menos de la mitad del que hubo entre 2017 y 2018.

PUBLICIDAD

El informe explica que este menor crecimiento se debe, por un lado, al impacto que va a tener la apreciación generalizada del dólar estadounidense frente a prácticamente la totalidad de las monedas (de emergentes y desarrollados) y, por otro, al deterioro cíclico de la actividad económica global.

No obstante, los expertos del Servicio de Estudios esperan que las primas en el mundo vuelvan a crecer a tasas cercanas al 6 nominal % durante la etapa 2021-2022.

Como consecuencia de esta evolución, se prevé que el volumen total de primas No Vida alcance 2.500 millones de dólares a finales de 2022 (unos 2.269 millones de euros).

Sobre España, el informe detalla que la ralentización económica empieza a impactar en mayor medida al consumo y puede influir en el recurso al crédito por parte de familias y empresas al haberse incrementado de forma significativa su tasa de ahorro.

PUBLICIDAD

Por ese motivo, empeoran las expectativas para el desarrollo de las líneas de negocio de No Vida y Vida riesgo del mercado asegurador, muy ligadas al comportamiento del ciclo económico.

«El negocio de Vida ahorro y rentas vitalicias tradicionales seguirá lastrado por el entorno de bajos tipos que afecta a toda la eurozona», según el informe, que añade que a corto plazo es previsible que la economía española siga creciendo cerca de su potencial apoyada en la demanda interna y especialmente en el consumo.

A esto contribuirá la creación de empleo y el crecimiento real de la renta salarial que aún mantendrán cierta inercia, así como los efectos rezagados de la expansión fiscal vivida antes de las elecciones generales del 10 de noviembre, según la fuente.

En 2020, sin embargo, el deterioro se acelerará de manera consistente con el resto de la Eurozona, concluye el informe.