Fomento adjudicó 4,5 millones en 2020 para rehabilitar 1.097 viviendas

Fomento adjudicó 4,5 millones en 2020 para rehabilitar 1.097 viviendas

Suárez-Quiñones insta al PSOE a colaborar para que el Gobierno central "no trate mal" a la Comunidad
23 marzo, 2021
|
Actualizado: 23 marzo, 2021 13:07
|
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, invitó hoy a la oposición socialista a trabajar para que el Gobierno de España no trate “mal” a Castilla y León en el reparto de los fondos europeos para políticas de vivienda del Plan de Recuperación y Resiliencia. Además, de exigir “equidad” y “justicia” en la distribución de recursos, reclamó concreción en la gobernanza y líneas de actuación.

Suárez-Quiñones, que compareció para presentar el plan de ayudas a la rehabilitación de viviendas en Castilla y León, denunció que hasta ahora la asignación de fondos europeos a la Comunidad “no ha sido adecuada”, por lo que aseguró que seguirán insistiendo en que se trate con “dignidad” a Castilla y León, una comunidad en la que recordó la prestación de servicios tiene un mayor coste por la orografía, la extensión territorial o el envejecimiento de la población.

De esta forma, el consejero de Fomento instó al Gobierno a determinar la distribución de recursos y cómo se canalizarán hacia las comunidades, que recordó son las competentes en política de vivienda, aunque el Ejecutivo central participe a través del Plan Estatal 2018-2021. Por ello, denunció que el Gobierno no ha hecho partícipes a las comunidades de los fondos adicionales y líneas, aunque reconoció que están trabajando en ello.

El consejero insistió en que el Ejecutivo debe abordar seis reformas legislativas y plantea cinco ámbitos de actuación pese a que los fondos europeos supondrán la llegada de 5.320 millones de euros, que en gran parte debe ser a su juicio enviados a las comunidades. Además, abogó por la discriminación positiva del medio rural y en favor jóvenes, para fomentar la repoblación.

También, el consejero insistió en la importancia de habilitar un sistema de financiación que permita a los propietarios de vivienda o comunidades de vecinos afrontar proyectos de recuperación, más allá de la subvención que reciban de la administración. Ahora explicó que las ayudas cubre el 40 por ciento, pero el otro 60 por ciento debe ser asumido por lo que consideró necesario crear productos financieros para estas actuaciones.

Todo ello, advirtió el consejero de Fomento y Medio Ambiente, puede retrasar las convocatorias de ayudas a la rehabilitación de 2021, porque insistió en en este momento su departamento es partidario de publicarlas con “todas las armas y potencia” derivada de la asignación de fondos europeos. Además, recordó que la preasignación de 79 millones es “absolutamente insuficiente”.

De momento, el próximo jueves, 25 de marzo, se publicará en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) la resolución de las dos líneas de ayudas de 2020 a la eficiencia energética y la sostenibilidad y la de conservación, seguridad y accesibilidad. El consejero aseguró que el resultado fue “exitoso” por que se adjudicaron toda la cuantía, un total de 4,51 millones de euros para actuar en 1.097 viviendas -correspondientes a 71 comunidades de propietarios y 29 propietarios de viviendas unifamiliares-. Además, se reservaron 1,16 millones para actuaciones en 255 viviendas de 31 localidades del medio rural, a petición de 36 beneficiarios.

No obstante, el consejero reconoció la existencia de un desequilibrio entre provincias en la solicitud de este tipo de ayudas, por lo que avanzó un “plan de acción”, un nuevo modelo, para movilizar a los agentes que intervienen, como son los colegios profesionales, los administradores de fincas y el sector de la construcción. Además, apuntó que irá coordinado con la llegada de fondos europeos y planteó la celebración a finales de año un congreso en Ávila sobre recuperación, rehabilitación y regeneración urbana, si la situación sanitaria lo permite.

De los 4,51 millones concedidos, más de 2,82 millones, el 62,51 por ciento, corresponde a las ayudas a la conservación del edificio, siendo Burgos la provincia que más beneficiarios y número de viviendas presenta, y Ávila la que menos. En conjunto se beneficiarán 67 propietarios para intervenir en 639 viviendas. El importe restante, casi 1,7 millones, corresponde a la realización de obras de eficiencia energética, que llegarán a 458 viviendas de 37 propietarios. En estas ayudas la reducción de la demanda energética, como media, es superior al 50 por ciento.

En Ávila se actuará sobre nueve viviendas con 34.336,73 euros de ayuda pública; en Burgos, en 645 viviendas, con 2,4 millones; en León, en 37, con 203.458,57 euros; en Palencia, en 34, con 168.642,95 euros; en Salamanca, en 34, con 150.530,37 euros; en Segovia, en 107, con 525.644,87 euros; en Soria, en 33, con 142.421,52 euros, y en Valladolid, en 198, con 881,647,11 euros, mientras en Zamora ningún proyecto cumplió los requisitos fijados.

Estas ayudas, según destacó el consejero, promoverán una inversión total de 14,02 millones de euros, por lo que tendrá un impacto en el empleo, puesto que se calcula que cada millón genera 56 puestos de trabajo. Además, Suárez-Quiñones aclaró que el objetivo es fomentar la rehabilitación, para mejorar las condiciones de vida, la actividad económica y el cumplimiento de los compromisos medioambientales.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD