Programas del domingo
Francia anuncia un multazo a Google y Apple por abusar de los desarrolladores

Francia anuncia un multazo a Google y Apple por abusar de los desarrolladores

14 marzo, 2018
|
Actualizado: 14 marzo, 2018 9:05
|

Francia ha emprendido la guerra contra dos de los gigantes tecnológicos mundiales, Google y Apple, por prácticas abusivas contra los desarrolladores, como imponer tarifas, modificar contratos unilateralmente y recuperar todos los datos que han desarrollado terceros.

Según ha anunciado el ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, se demandará a ambas compañías a pagar una multa de «millones de euros» por «prácticas comerciales abusivas» ante el Tribunal de Comercio de París, según ha afirmado en unas declaraciones a RTL.

El caso se refiere a las condiciones exigidas e impuestas por las empresas a los desarrolladores de aplicaciones, como fijar precios, cambiar las condiciones de los contratos de forma unilateral y exigir después todos los datos.

«Todo esto es imparable, no es la economía que queremos», ha considerado Le Maire, quien ha asegurado que por muy poderosos que sean Google y Apple no deben realizar este tipo de prácticas con las empresas francesas de nueva creación y los desarrolladores en «la forma en que lo hacen a día de hoy». Según el ministro de Finanzas, ambas compañías corren el riesgo de una sanción de millones de euros. «Mi responsabilidad es ser garante del orden público económico«, ha afirmado.

El impuesto sobre ingresos de las grandes tecnológicas entraría en vigor en 2019, según Francia

Asimismo, Francia prepara un impuesto sobre los ingresos de los gigantes digitales, denominados «GAFA» -Google, Apple, Facebook y Amazon-, que la Comisión Europea presentará este mismo mes. «Espero que para finales de 2018 para su aplicación en Europa a principios de 2019», ha asegurado.

Y es que, los gigantes de Internet apenas declaran impuestos en los países donde generan el dinero, ya que entienden que deben pagarlos allí donde tienen sus servidores, como en Irlanda en el caso de Apple y Google. De esta forma, pese a facturar miles de millones de euros en Europa, en los países de la UE apenas quedan con cientos de miles de euros. La maniobra es perfectamente legal, pero la UE exigirá ahora que se paguen los correspondientes impuestos allí donde operan, y no donde tiene su sede fiscal.

.
Noticias Relacionadas: