García-Gallardo dice que la Junta «apoya» el diálogo social y pide a los agentes que acudan a las mesas

García-Gallardo dice que la Junta «apoya» el diálogo social y pide a los agentes que acudan a las mesas

29 julio, 2022
|
Actualizado: 29 julio, 2022 14:10
|

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, se reunió hoy junto al consejero de Industria, Comercio y Empleo, Mariano Veganzones, por espacio de más de dos horas con representantes de los agentes sociales en el marco del Diálogo Social, y ratificó el “apoyo” que el Gobierno de coalición integrado por el PP y Vox brindan al modelo del Diálogo Social. “A partir del 1 de septiembre, o antes si fuere preciso, convocaremos todas las mesas para abordar todas las políticas con el objetivo de preservarlo, potenciarlo y reforzarlo”, señaló, además de sentenciar que estarán “al lado de los más vulnerables, de los trabajadores y de quienes más apoyo precisan de las administraciones públicas”. 

En su intervención, recogida por Ical, pidió a los sindicatos “altura de miras” y que acudan a las mesas de negociación que convoquen, ya que tienen el objetivo de “pactar con ellos un modelo laboral mejor para Castilla y León”. “Hay predisposición muy negativa de los sindicatos a tener una relación institucional de normalidad con Vox. Intentaremos reconducir esta situación, y que a partir de septiembre sigan acudiendo a esa llamada, como no siempre han hecho”, señaló recordando las acusaciones que realizó el pasado miércoles en una entrevista en esRadio, donde afirmó que en plena crisis industrial del Grupo Siro, y cuando estaban en juego 1.700 empleos en la Comunidad, Veganzones les envió un correo electrónico para celebrar una reunión bilateral, sin encontrar respuesta, algo que desde CCOO y UGT desmintieron ayer en sendos comunicados. 

Según explicó, “este Gobierno de coalición no es enemigo de los sindicatos, nada más lejos de la realidad. Deben convertirse en el nuestro aliado, pero eso es muy difícil si desde el primer día han legado la legitimidad de este Gobierno de coalición, más concretamente de uno de los dos partidos que lo integran”. 

“Deseamos que el modelo del Diálogo Social se desarrolle con normalidad. Como recoge nuestro pacto de gobierno, apostamos por un ahorro en el gasto público superfluo y también por un modelo de Diálogo Social donde los sindicatos tengan un papel protagonista. Por eso, pese a nuestras diferencias de criterio en muchas cuestiones, seguiremos apostando por este modelo, en el cual esperamos que muchas materias, en cuestión por ejemplo de políticas de empleo y formación sean pactadas con los sindicatos. Lo que no haremos es imponernos como requisito pactar todas las políticas que se aprueben en Castilla y León con ellos”, defendió.

En ese sentido, explicó que desde Vox no consideran “imprescindible” pactar con los sindicatos una política en prevención y extinción de incendios, y aseguró que “si no se hubiera pactado con ellos quizá hoy tendríamos un modelo más eficaz”. En ese sentido, concretó su acusación al señalar que en 2018, en el acuerdo del Diálogo Social los sindicatos frustraron la posibilidad de que los profesionales que durante el verano trabajan en la extinción de incendios, pudieran dedicarse el resto del año a tareas de prevención en los montes de la autonomía. “Tenemos un presupuesto finito y medios escasos, y hay que aprovechar todos los recursos humanos a nuestro alcance”, defendió lamentando que “a veces los sindicatos olvidan los intereses generales”.

“Tenemos un compromiso electoral, cumpliremos las medidas anunciadas, y buscaremos sustituir un modelo que es claramente mejorable por un modelo de ayuda, asistencia, formación y prevención de riesgos laborales mucho mejor que el actual, con más recursos si así lo requiere la situación”, afirmó García-Gallardo.

El vicepresidente reconoció al inicio de su intervención que reconocen el “papel institucional” que tienen las organizaciones sindicales. “Tienen reconocimiento constitucional y en el Estatuto de Autonomía, y ejercen o deberían ejercer un papel muy importante a nivel social”. Sin embargo, acto seguido señaló que “existe una opinión cada vez con más apoyo de que los sindicatos mayoritarios, de clase, no ejercen correctamente todo lo bien que deberían su papel de representación de los trabajadores, ya que están muy escorados a la izquierda y han olvidado las reivindicaciones tradicionales de los trabajadores”, añadió. 

En su opinión, “es compatible defender el papel constitucional que tienen los sindicatos, como representantes de los intereses de los trabajadores, con criticar su papel actual”, que en su opinión “no es el mejor que deberían estar haciendo”, puesto que tienen “claras sumisiones y deficiencias”.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: