PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Igea reta al PSOE a que explique sus ideas sobre sanidad rural

Recuerda que su equipo no llega "para dejar las cosas como estaban"

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, preguntó hoy a la oposición socialista por su propuesta para la reforma de la Atención Primaria rural y criticó su “falta de voluntad” a sentarse con el Ejecutivo y que quiera dejar “las cosas como están”, a la vez que aseguró que el plan tiene el respaldo de Alfonso Fernández Mañueco y del PP .

PUBLICIDAD

Después de las críticas de dirigentes socialistas, pero también de otros del PP y de alcaldes a la reforma que plantea la Consejería de Sanidad, Igea advirtió en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que no están en la Junta para que “todo siga igual”, sino para hacer reformas y se mostró convencido de que, en unos meses, se verá la mejora en la asistencia sanitaria de Aliste, donde se aplicará como plan piloto.

El vicepresidente y portavoz ironizó al manifestar que en “política se acepta con alegría” la crítica e incluso la descalificación e insultos, vertidos desde las filas socialistas, pero avisó de que no va a “tolerar que nadie hable de cobayas”, en referencia a la aseveración de la socialista Ana Sánchez sobre los ciudadanos de Aliste.

“Ellos quieren que se deje todo como está”, argumentó Igea, que subrayó que hace unos meses existía consenso sobre la reforma de la Atención Primaria y recalcó que el plan, aún en fase de borrador y que se tendrá que acordar con todas las partes afectadas –profesionales, municipios y sindicatos, entre otros- no recoge ninguna medida de “amenazas”, como se ha dicho, y sí las recomendaciones del Comité Asesor del Ministerio de Sanidad en el que estaba la actual consejera Verónica Casado y del Consejo de Salud de Castilla y León.

PUBLICIDAD

Igea centró hoy la crítica en los dirigentes socialistas, a los que insistió en preguntar cuál es su modelo, pero afirmó, a preguntas de los periodistas, que se siente respaldado por su socio, el PP, y que no conoce opiniones en contra, cuando tanto el portavoz popular, Raúl de la Hoz, como el de Sanidad, Alejandro Vázquez, no han expresado opiniones favorables.

Tampoco la presidenta en funciones de la Federación Regional de Municipios y Provincias y titular de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, quien pidió que no se lancen “globos sonda”, si bien Igea lamentó que no haya realizado una “critica ordenada” y que su valoración se haya producido sin conocer el plan, lo que achacó a “nervios electorales”.

“Aquí no se hace campaña, se gobierna”, remarcó. “Podemos permitirnos perder unas elecciones, pero no el futuro”, aseveró, en relación a los problemas de la sanidad con un elevado número de facultativos que se van a jubilar en los próximos diez años, una población envejecida y un gasto -65 por ciento del presupuesto en servicios sociales- que puede alejar a la comunidad de la convergencia con Europa.

Igea afirmó que el PSOE “será bienvenido” si se suma a la reforma, pero insistió en que la Junta no va a estar “inactiva” ante ese problema. “Hemos venido a gobernar y a cambiar las cosas”, sentenció, para recalcar que “todos sabían” que la reordenación de la Atención Primaria se iba a producir.

PUBLICIDAD

Pese a las críticas, se mostró convencido de que en unos meses los habitantes de Aliste verán como mejora su accesibilidad a la sanidad, añadió que si va bien se extenderá el plan a otras zonas y defendió que la consejera de Sanidad, Verónica Casado, no sólo estuvo en ese municipio zamorano, sino que ha estado en otros lugares de la Comunidad para dar las explicaciones.