JP Morgan exige a sus analistas ‘relajarse’ el fin de semana

JP Morgan exige a sus analistas ‘relajarse’ el fin de semana

22 enero, 2016
|
Actualizado: 22 enero, 2016 0:00
|

Relajarse y tomarse seriamente el tiempo libre. Esta es la nueva orden interna dada por la cúpula de JP Morgan a sus empleados de inversión, desde analistas a directores. La nueva política, denominada ‘lápices caídos‘, insta a los trabajadores a relajarse en el tiempo libre, siempre y cuando no esté estipulado en el contrato trabajar esos días.

En JP Morgan, el gigante de EE UU por valoración de activos, se ve con buenos ojos trabajar 100 horas semanales, casi el triple de lo estipulado en España, y con descanso de 68 horas, es decir, que si se durmiera 6 horas, los trabajadores de JP Morgan solo dispondrían de 26 horas a la semana para estar con los suyos, horas en las que hay que incluir desplazamientos y comidas. 

Las 100 horas semanales son reconocidas como un mérito, pero temidas por otros trabajadores ya que conduce al agotamiento temprano en pleno éxito profesional. A este mandato de ‘lápices caídos’ se han unido otras firmas de inversión, como Goldman Sachs, para tratar de retener a sus agentes financieros junior y mejorar la conciliación de la vida laboral y familiar.

«No estamos poniendo patas arriba la empresa, al contrario se trata de mejorar», ha señalado en una entrevista Carlos Hernandez, responsable de global banking de la entidad financiera al Wall Street Journal.

Las mejoras de las condiciones laborales, especialmente a los empleados de más bajo nivel, se intensificaron tras la muerte de un trabajador de Bank of America en 2013. El examen médico apuntaba al agotamiento como posible causa del fallecimiento debido a las durísimas condiciones exigidas entonces.

La nueva política trata ahora de conciliar la vida familiar y laboral. Si no hay cambios de última hora, los agentes de la entidad financiera no están obligados a mirar ya los correos durante su tiempo de descanso, a no ser que surja una emergencia.

Hace unos dos años, JP Morgan incorporó el «fin de semana protegido», en el que los empleados tenían que justificar tomarse el sábado y domingo por eventos personales, señala el diario estadounidense. En la parte de inversión trabajan cerca de 2.000 personas, el 1% del total de la plantilla, estimada en 234.598 empleados.

Noticias Relacionadas: