PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y el viceprimer ministro y ministro de Interior italiano, Matteo Salvini. EFE / RICCARDO ANTIMIANI

La CE envía su ‘cartita’ a Italia y da un ultimátum de 48 horas

Salvini pidió el martes a Bruselas que no mande ‘cartitas’ a Italia por su elevada deuda y se preguntaba si es normal que la CE imponga una multa de 3.000 millones de euros cuando el país sufre un paro juvenil del 50% que intenta reducir con la deuda. Salvini ganó las elecciones europeas con un 34% de los votos.

PUBLICIDAD

El vicepresidente del Gobierno italiano y líder de la derecha alternativa Liga, Matteo Salvini, ganadora de las elecciones europeas en ese país, ha pedido a la Comisión Europea (CE) que no envíe cartas a Italia advirtiendo de su elevada deuda pública, que superó el 132 % del producto interior bruto (PIB) en 2018, y afirmó que el país intenta reducir el paro.

«Espero que nadie en Europa envíe ‘cartitas’ a Italia. Veremos si llega esta ‘cartita’ y si nos multan por la deuda del pasado», dijo Salvini en declaraciones a la radio Rtl 102.5.

Salvini opinó en las redes sociales que no es el momento adecuado para que Bruselas pida a Italia que pague «una multa de 3.000 millones de euros», cuando el país tiene una tasa de «desempleo juvenil superior al 50 % en algunas regiones».

PUBLICIDAD

Y subrayó que su triunfo en las elecciones europeas del domingo, en las que la Liga fue el partido más votado de Italia con un 34,33 %, demuestran que «no se confía en una Europa basada en recortes», que presta más atención a la prima de riesgo y al mundo de las finanzas, que al empleo y a la economía real.

También se refirió a la prima de riesgo, que mide la diferencia de rentabilidad entre el bono italiano a diez años y el alemán del mismo plazo y que hoy rozó los 290 puntos básicos.

«La prima de riesgo no sube porque el 34 % de los italianos haya votado a la Liga, sino porque a alguno le conviene que Italia y el Gobierno italiano estén atados a las viejas reglas, que mantienen al país bajo la precariedad y el desempleo», argumentó.

Finalmente, anunció que tiene preparada una propuesta política para poder aprobar su ansiada promesa electoral, una drástica bajada de impuestos hasta el 15 % y a la que tuvo que renunciar en los Presupuestos Generales de 2019.

PUBLICIDAD

Esta medida, que tendrá que ser estudiada por el Consejo de Ministros, reducirá la carga tributaria a las empresas y familias con rentas de hasta 50.000 euros anuales y exigirá un incremento del gasto público en 30.000 millones de euros.

Las palabras de Salvini han sido criticadas por la oposición, y el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi ha declarado a los medios en Bruselas que es más conveniente abandonar la confrontación y fomentar un clima de diálogo.

Y la ‘cartita’ ha sido enviada este miércoles

Estas declaraciones de Salvino se produjeron el pasado martes y hoy la Comisión Europea (CE) ha pedido explicaciones a Italia por no haber realizado los «esfuerzos suficientes» para reducir sus deuda pública, que en 2018 ha superado el 132 % del producto interior bruto (PIB).

En una enviada este miércoles al gobierno italiano, a la que tuvo acceso Efe, el vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para el Euro, Valdis Dombrovskis, y el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, dan a Italia un plazo de 48 horas para justificar por qué están violando las normas comunitarias.

«Sobre la base de los datos comunicados de 2018, se ha confirmado que Italia no ha avanzado lo suficiente en el cumplimiento del criterio de (reducción de la) deuda de 2018», se lee en la carta.

«La Comisión considera la preparación de un informe, de acuerdo con el Artículo 126 (3) del Tratado, sobre el que el Comité Económico y Financiero emitirá una opinión», prosigue.

La carta concluye dando a Italia de plazo para responder hasta este viernes, «para que la Comisión pueda reflejar por completo la información actualizada sobre los factores relevantes» para evaluar de forma adecuada el exceso de deuda en este informe.

En los últimos días los medios italianos hablaban de que Bruselas preparaba una carta con una serie de advertencias, después de que el país no haya reducido su deuda pública en los últimos años y ya duplique el 60 % del PIB que fija el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Estas informaciones argumentaban que estos avisos podría conducir más adelante a la apertura de un procedimiento de infracción y a una sanción de alrededor de 3.500 millones de euros, equivalente al 0,2 % del PIB italiano.

«Como parte de nuestra evaluación de la situación fiscal de los Estados miembros, es un procedimiento estándar que la Comisión a veces envíe cartas a las autoridades de algunos Estados pidiéndoles informarnos sobre los factores relevantes a tener en cuenta», dijo a Efe un portavoz de la Comisión.

La misiva es, en efecto, un paso previo a la elaboración del informe sobre la deuda italiana, que Bruselas podría presentar el próximo 5 de junio junto a sus recomendaciones económicas para cada país de la UE, toda vez que los datos oficiales ya han confirmado que Roma no redujo lo suficiente su deuda en 2017 y 2018.

Si las explicaciones del Gobierno italiano no convencen al Ejecutivo comunitario, este podría proponer la apertura del citado procedimiento de infracción.

La propuesta sería analizada por los ministros de Economía y Finanzas de los Estados miembros, de quienes depende la decisión final, previsiblemente en julio.