La «liberación» de Leopoldo López: operación de maquillaje de Maduro

La «liberación» de Leopoldo López: operación de maquillaje de Maduro

10 julio, 2017
|
Actualizado: 10 julio, 2017 12:30
|
Los mismos jueces que encerraron a Leopoldo López se han encargado ahora de que cumpla su condena en su hogar. Una decisión que responde tanto al débil estado de salud que presentaba como a la debilidad del Gobierno de Nicolás Maduro, que no ha condenado de forma contundente el ataque a la Asamblea Nacional. A López se le condenó a prisión por estar detrás de 43 muertes durante las olas de protestas de 2014. No obstante, en su ausencia en las calles se han producido cerca de 80 más en los últimos tres meses. Los propios jueces que le encerraron aseguran que ahora que hay serios indicios de irregularidades en su caso, pero también han avalado su salida de prisión debido al deteriorado estado de salud. El Supremo define a López como un "dirigente político", es decir, da a entender que su calvario se debe a su oposición al régimen chavista. La decisión judicial ha puesto de manifiesto la debilidad de un régimen que se cae por su propio peso, sin una gestión eficaz para tratar de parar la acuciante crisis económica, ni tampoco un diálogo fluido con la oposición, cuyos puentes fueron volados en 2016 y reventados este año con la represión ejercida. Dos días antes de su liberación, el ex presidente de la Asamblea Nacional y primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, que culpó a la oposición del asalto a la Asamblea Nacional con explosivos, había descartado cualquier beneficio para López y cualquier otro opositor detenido, según apunta El Diario de las Américas. "¿Hasta cuándo vamos a seguir perdonando y ellos conspirando? ¿Hasta cuándo? (…) No es bueno para la salud de la patria un perdón tras otro perdón", aseguró en su programa televisivo. Con el régimen chavista en contra de dar un trato digno a López, son varias las preguntas que se realizan: ¿Por qué el redactor del fallo, el magistrado Maikel Moreno, fue el mismo que escribió aquel que en febrero pasado ratificó la condena a casi 14 años de cárcel que se le impuso en 2015? Según el director del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, Benigno Alarcón, y el exdirector del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad Central de Venezuela, Luis Salamanca, lo ocurrido revela la situación de debilidad en la que se encuentra el Gobierno de Nicolás Maduro. “Honestamente hay poca información para sacar conclusiones. Hay gente que dice que esto es una trampa que busca debilitar las protestas y dividir a la oposición y otros que afirman que es síntoma de la debilidad del Gobierno. Yo creo que es esto último, creo que la excarcelación de López pone de manifiesto lo débil de que está el Gobierno y lo complicado del momento”, asegura Alarcón al citado diario. "López era la mejor carta que el Gobierno tenía para cualquier negociación, esa que rechazaban usar y tuvieron que usarla", señala. En la misma línea se ha pronunciado Salamanca. "Sea al cuál sea el motivo por el cual enviaron a casa a Leopoldo no hay que perder de vista que esto es un retroceso, una derrota para el Gobierno, el cual acaba de perder una batalla. Desde Miraflores y el propio chavismo ha pasado tres años calificando a Leopoldo como el ‘monstruo de Ramo Verde’ y diciendo que no saldría mientras ellos gobernaran, pero tuvieron que dejarlo salir, ciertamente no está libre, pero tampoco está en la prisión militar donde estaba", afirma el ex director de IEPU. "El Gobierno lanza esto para reparar su imagen pública tanto nacional como internacionalmente luego de la salvajada ocurrida el miércoles en la Asamblea Nacional (cuando grupos de oficialistas asaltaron la sede del Parlamento luego de celebrada la sesión por el Día de la Independencia e golpearon y robaron a diputados, periodistas e invitados)”, continúa el politólogo. "Esta es una gran acción que busca poner fin a las críticas internacionales por lo ocurrido en la Asamblea y lo que le puede pasar a la Fiscal General en los próximos días, al tiempo que mostrarle a votantes incautos, si aún quedan, una supuesta señal de rectificación de su deriva autoritaria, de cara a las elecciones para la Constituyente", considera. Esta tesis no es respaldada por Alarcón, para quien la excarcelación de López más bien podría ser una señal para intentar reanudar el diálogo entre el chavismo y oposición, interrumpido desde finales de 2016 por los incumplimientos de parte del Ejecutivo. “No creo que esta medida pueda lavar lo ocurrido en la Asamblea. Eso ya quedó para la historia y tampoco creo que esto pueda desmotivar las movilizaciones de calle, por el contrario creo que más bien es un gesto para intentar reabrir el diálogo”, afirmó, para luego razonar: “Creo que (el expresidente español José Luis Rodríguez) Zapatero le dijo al Gobierno que no veía ningún motivo para que la oposición retomara el diálogo, que era necesario hacer una concesión importante y la salida de López de la cárcel era uno de los puntos de los acuerdos alcanzados el año pasado y que no se habían materializado”. Desde el oficialismo han mandado unos mensajes que dan fuerza a la tesis de Alarcón. “Ojalá esta medida de la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz y del TSJ sea entendida por Leopoldo López y después de casi cuatro años en Ramo Verde envíe un mensaje de rectificación y de paz al país, porque el país quiere paz”, declaró Maduro el sábado.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD