Las grandes farmacéuticas pagaron 207 millones a médicos

Las grandes farmacéuticas pagaron 207 millones a médicos

01 julio, 2016
|
Actualizado: 01 julio, 2016 8:49
|
PUBLICIDAD

Por primera vez, los 190 laboratorios de la patronal Farmaindustria y otros asociados al código de buenas prácticas mostraron sus pagos a médicos y organizaciones sanitarias correspondientes al año 2015.  Solo las diez las primeras grandes compañías del sector pagaron un total de 207,5 millones a médicos, científicas, profesionales, instituciones académicas o de pacientes.
En total al sector sanitario se abonó la friolera de 496 millones de euros.
Según los datos recogidos por Cinco Días, Novartis abonó 37,2 millones de euros, seguido de Roche, con 31,7 millones, mientras que MSD pagó 28,8 millones de euros. Glaxo desembolsó un total de 23,4 millones de euros; Sanofi, 19,76 millones; Abbvie, 17,4 millones; Pfzier, 15,6 millones; Gilead Sciences desembolsó 12,7 millones; Bayer, 11 millones; y Johnson&Johnson, 9,7 millones.
Así lo recoge la memoria de Farmaindustria, una memoria que el Ministerio de Sanidad mira con lupa, ya que son los médicos los que recetan sus productos, aunque con la nueva normativa solo pueden recetar el compuesto genérico.
Hasta hace pocos años, la industria agasajaba a los profesionales sanitarios con viajes de ensueño, con todos los gastos pagados y un salario por asistir a un Congreso de poca relevancia internacional. Estos pagos, admitidos por primera vez en 2013, pusieron en un aprieto a toda la industria, más cuando se destapó la corrupción y los sobornos. Simplemente se tratata de que muchos profesionales prescribían los medicamentos de las farmacéuticas que le agasajaban con regalos esplendidos muy por encima de lo que puede suponer el detalle de una caja de vino.
Farmaindustria afirmó a INTERECONOMIA.COM que desde que entró en vigor el código de buenas prácticas solo se cubren ciertos gastos a los profesionales sanitarios: la inscripción al congreso, alojamiento, viaje, y gastos menores, sin incluir las dietas. Eso sí, sin acompañante, por lo que dejan atrás la época negra que ha derivado en multas considerables a algunos laboratorios.
El Código de Buenas Prácticas de la Industria Farmacéutica de 2014 obliga a las empresas de la patronal a dar a conocer los desembolsos a médicos. Estos pagos incluyen la inscripción a Congresos, el viaje y alojamiento, aunque no las dietas y acompañantes. En el caso de las organizaciones, incluye también donaciones y patrocinios.

El desglose de estos pagos a médicos

Los datos publicados por Farmaindustria a partir de los que aportaron entre el 27 y 30 de junio las compañías farmacéuticas adheridas al Código de Buenas Prácticas sobre las colaboraciones con agentes del sector médico.
Se trata, explica la patronal de la industria farmacéutica en un comunicado, de una iniciativa de transparencia adoptada por los laboratorios en Europa y que «no tiene precedentes en otros sectores públicos«.
De los 496 millones de euros que las farmacéuticas pagaron al sector, 190 correspondieron a contratos con organizaciones y profesionales sanitarios para proyectos de I+D: colaboraciones con profesionales y organizaciones asociadas al diseño o ejecución de estudios preclínicos, ensayos clínicos y estudios de postautorización.
En este sentido, el presidente de Farmaindustria, Antoni Esteve, ha señalado que la inversión en I+D es un reflejo de la «importante» apuesta que hace la industria por mantener «la excelencia investigadora en España».
Por otra parte, 119 millones fueron para que los profesionales pudieran acudir a actividades científicas y reuniones profesionales, las que, además, contaron con 66 millones de euros para su celebración a través de organizaciones sanitarias.
Según los datos de Farmaindustria, más del 70% de las actividades científicas y los congresos y reuniones profesionales son eventos de terceros organizados por entidades científicas acreditadas, como es el caso de las sociedades científicas, con lo que el rigor, el independencia y el interés para la investigación están garantizados, apunta el comunicado.
Para la patronal de la industria farmacéutica, la labor que en este ámbito desarrollan las sociedades contribuye a que los médicos españoles «ostenten un nivel de excelencia, que ha sido reconocido tanto a nivel nacional como internacional».
Asimismo, ha destacado que solo la inscripción medica a un congreso científico de ámbito nacional oscila entre los 600 y 700 euros, cantidad que aumenta si la reunión es fuera del país.

La mayoría de congresos, en España

En 2015, el 43% de las reuniones en las que la industria farmacéutica colaboró fueron nacionales, el 32% fueron regionales, y el 25%, internacionales.
Las compañías también invirtieron 88 millones de euros en contratar servicios profesionales, bien individuales o en grupos, tales como asesoramiento o consultoría y sus características y requisitos están delimitados en el Código de Buenas Prácticas.
Los servicios, ha abundado Farmaindustria, pueden ser de distinta índole, pero «en todo caso implican el abono de una remuneración y, en su caso, los gastos de desplazamiento y manutención».
Otros 33 millones fueron a parar a donaciones a organizaciones sanitarias que prestan servicios de asistencia sanitaria social o humanitaria, aportaciones que deben responder a peticiones de las propias organizaciones y son desinteresadas.
Sobre este asunto, la patronal ha especificado que, según el Código de Buenas Prácticas, estas aportaciones no pueden constituir un incentivo para la «recomendación, prescripción, compra, suministro, venta o administración de medicamentos».
Estas ayudas son desde donaciones dinerarias para proyectos de investigación o a entidades académicas para que las destinen a becas, hasta la donación de medicamentos a instituciones humanitarias.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD