Programas del domingo
Los fondos de capital privado, protagonistas del campo español

Los fondos de capital privado, protagonistas del campo español

11 enero, 2024
|
Actualizado: 11 enero, 2024 17:09
|
PUBLICIDAD

Los fondos de inversión de capital privado («private equity») y de sumideros de CO2, las empresas de energías renovables y las industrias agroalimentarias fueron los grandes inversores en el suelo agrario español en 2023, según un informe difundido este jueves por la plataforma de compraventa de fincas rústicas Cocampo.

El informe clasifica los «grandes actores» en el suelo rústico español y asegura que se trata de un mercado que «atrajo y atraerá inversión en 2024», pese a desafíos como la falta de financiación, el clima, la monopolización de tierras de cultivo o el despoblamiento rural.

El interés por el terreno rústico se reflejó en 124.990 operaciones de compraventa en España los diez primeros meses del año, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), citados en el estudio.

«Esta cifra revela un incremento del 5,4 % en comparación con los niveles anteriores a la pandemia, pese a la sequía y al descontento por algunas políticas agrarias experimentados en 2023», de acuerdo con Cocampo.

«El campo se ha situado en el punto de mira de los fondos de inversión en los últimos años, siendo las fincas rústicas su principal foco de interés; sin embargo, la mayoría de las operaciones y de los propietarios son particulares», señala el informe.

Estos son los «grandes actores» en las inversiones en terreno rústico español, según el estudio:

Fondos de inversión de capital privado

Cocampo detalla las adquisiciones de empresas agrícolas por parte de los fondos de inversión de «private equity», así como de firmas agroindustriales o tecnológicas.

Dentro de este grupo de fondos de inversión destacan: Atitlan, por su empresa agrícola Elaia Elaia y la adquisición de hectáreas de cultivo de pistachos; Aurea Capital, Beka Finance, en agricultura sostenible; CVC, que integra a la aceitera Deoleo; el banco HSBC, interesado especialmente en cultivos de frutos secos, olivar y tropicales.

También la gestora canadiense de fondos de inversión Fiera Capital-que en 2023 compró Innoliva-; Fremman -que posee Frutas Bollo-; Solum Partners, que desde abril de 2023 integró al grupo hortofrutícola Agrupapulpí  (Almería) o Miura Partners, que posee el grupo frutícola Citri&Co.

En la lista figuran, además: Portobello Capital, que en 2023 adquirió el 45 % de la empresa valenciana Eurocebollas; ProA Capital, que integra a la murciana Moyca Moyca, líder en uva de mesa; o la gestora Nuveen Nuveen, uno de los grandes propietarios de tierras de cultivo en el mundo, con 1,2 millones de hectáreas.

Empresas de energías renovables

Las empresas de energías renovables compran o arriendan suelo, principalmente tierras de cultivo, debido a que por sus menores restricciones medioambientales pueden transformarlas en el desarrollo de plantas fotovoltaicas, según el informe.

 Dentro de este grupo Cocampo destaca la aseguradora alemana Allianz; el grupo Azora; EiDF, con sede en Galicia;, y Grenergy.

En cuanto a los inversores de la industria alimentaria, Cocampo incluye en la lista: la vallisoletana azucarera Acor; la compañía de viveros Agromillora; AM Fresh; el grupo estadounidense de semillas y oleaginosas Bunge; el aceitero Deoleo; el hortofrutícola Grupo G´ y también Iberian Smart Financial Agro.

Fondos de sumideros de CO2 

Los fondos de sumideros de CO2 buscan terrenos quemados o no forestados para realizar replantaciones, con el objetivo de reducir la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, según Cocampo.

El informe incluye entre estos actores a ETFuels; CO2 Revolution; y Grupo Sylvestris -que ha lanzado proyectos con la Fundación Repsol-.

Noticias Relacionadas: