Más de 300 ayuntamientos catalanes se mofan de la Constitución Española

Más de 300 ayuntamientos catalanes se mofan de la Constitución Española

06 diciembre, 2016
|
Actualizado: 06 diciembre, 2016 12:16
|
PUBLICIDAD

La Constitución fue refrendada por un 90% de los catalanes que fueron a votar y permite a los independentistas optar a cargos públicos, pese a ello los separatistas continúan mofándose en el día de la Constitución.
El Gobierno solo actuará en caso de que se obligue a trabajar a los funcionarios en este festivo, como ya ocurrió el pasado 12 de octubre con imputaciones y requerimientos judiciales a varios Ayuntamientos. Ahora, los independentistas han evitado involucrar en sus reivindicaciones a los empleados públicos, haciendo ellos mismos las tareas pendientes.
La Delegación del Gobierno ha asegurado que «si abren cargos públicos no hay ningún problema. Lo que no se puede hacer es que vayan los funcionarios». Se investigarán las incidencias a partir del próximo miércoles.
Más de 300 Ayuntamientos que conforman la Asociación de Municipios por la Independencia están trabajando, aunque solo lo hacen concejales de ERC, CiU y de la CUP. Algunos de ellos incluso se han dedicado a pintar los bancos de aceras porque «no tienen nada que celebrar» este día.
La no celebración del festivo de la Constitución también se ha instaurado en el Parlamento catalán y en la Generalitat. La desobediente Carme Forcadell y otros dos consejeros de la Generalitat, Oriol Junqueras y Dolors Bassas, tienen agenda convencional, mientras que la Delegación del Gobierno ha avisado que actuará en caso de que se involucren a funcionarios.
El 12 de octubre se convirtió en un referente del trabajo para los secesionistas. El Ayuntamiento de Badalona, dirigido por la CUP con el apoyo del PSC, abrió sus puertas a pesar de la orden judicial que mandaba lo contrario. Ahora serán tres centenares los que se han sumado a esta reivindicación ideológica contra la Carta Magna, la misma que quemó en directo en la televisión pública catalana la periodista Empar Moliner.
Los concejales que han acudido a trabajar lo han mostrado en Twitter asegurando que es una «movilización simbólica» para mostrar su desacuerdo con el texto que les permite ser concejales, y que tiene herramientas para poder ser reformada, aunque para ello haya que tener un consenso de tres quintos de las Cortes, un referéndum para refrendarla y la convocatoria de elecciones, cuyas Cortes deberán también tener el consenso establecido para poder modificarla.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD