CIMIC, de ACS, construirá una de las mayores plantas solares de Australia, de 700 MW

CIMIC, de ACS, construirá una de las mayores plantas solares de Australia, de 700 MW

18 junio, 2024
|
Actualizado: 20 junio, 2024 18:02
|
PUBLICIDAD

ACS, a través de su filial australiana CIMIC, ha adquirido los derechos de desarrollo de una planta fotovoltaica de 700 MW en Nueva Gales del Sur y del sistema de almacenamiento de energía de batería a gran escala, que se convertirá en uno de los parques solares más grandes de Australia.

Pacific Partnerships, filial de CIMC, desarrollará, invertirá y gestionará la entrega y las operaciones de la instalación solar, que se ubicaba en un solar de 3.000 hectáreas cerca de la región de Dubbo, según ha indicado este martes.

UGL, otra empresa de CIMIC, llevará a cabo los primeros trabajos, desarrollará la solución del proyecto y proporcionará servicios de operación y mantenimiento una vez completado.

La planta tendrá el potencial de generar suficiente energía limpia y renovable para alimentar aproximadamente 280.000 hogares de tamaño medio e incluye un área que puede albergar hasta 1.600 MWh para suministrar energía según la demanda.

CIMIC, de ACS, apoya la transición energética de Australia

El proyecto está ubicado a 55 kilómetros al este de Dubbo, en tierras de pastoreo. De hecho, se espera que el actual pastoreo productivo de ovejas continúe cuando la granja solar esté operativa.

Está previsto presentar una declaración de impacto ambiental para la granja a finales de 2024, antes de iniciar un proceso público para recibir comentarios de la comunidad y las partes interesadas.

Pacific Partnerships compró el proyecto a Marble Energy, un desarrollador de energía renovable con sede en Sydney.

El presidente ejecutivo de CIMIC y consejero delegado de ACS, Juan Santamaría, ha apuntado que esta instalación apoyará la transición energética de Australia y que el estado de Nueva Gales del Sur es parte del nuevo enfoque estratégico en energía a medida que amplía su cartera de activos y contribuye a los compromisos del gobierno australiano de alcanzar emisiones netas cero para 2050. 

Noticias Relacionadas: