PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El IBEX 35 subía junto al resto de las bolsas europeas hasta el anuncio de un Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos.

El Gobierno de coalición de la izquierda y la ultraizquierda aleja el IBEX 35 de Europa y Wall Street y castiga a numerosos valores

El IBEX 35 ha mostrado su recelo al gobierno de izquierda (PSOE) y ultraizquierda (Unidas Podemos) que se está fraguando con un descenso del -0,87% (hasta los 9.306 puntos), desmarcándose así del resto de bolsas mundiales, que marcan máximos históricos como el caso de Wall Street, o anuales como muchos mercados del resto de Europa.

PUBLICIDAD

Mientras Wall Street bate máximos históricos y los principales índices europeos máximos anuales, el Ibex ha nadado a contracorriente una vez más, en un año en el que DAX y CAC acumulan una subida del 25% y el Ibex de menos del 10%, apunta Felipe López-Gálvez, analista de Selfe Bank.

La caída de la bolsa española refleja los temores del mercado al preacuerdo de coalición PSOE – Unidas Podemos, sobre todo por el discurso político de este último en materia fiscal. La noticia echa por tierra las esperanzas de ver un entendimiento entre PSOE y PP, que era la opción preferido por el empresariado, añade el experto.

La caída ha sido especialmente notoria en las empresas más sensibles a la regulación como son eléctricas y bancos. Una de las mayores caídas del día la ha sufrido Bankia (4,55%), de la que el Estado tiene un 62% y en la que se pone en duda su proceso de privatización. Otra de las más afectadas ha sido BME (4,67%) ante la posibilidad de que se imponga un impuesto a las transacciones financieras. Le siguen en la lista compañías como Caixabank (3,99%), Sabadell (2,39%), Enagás (1,61%) o AENA (1,54%), propiedad del Estado en un 51%.

PUBLICIDAD

Esta preocupación, añade Felipe López Gálvez, se ha reflejado también en el mercado deuda, donde se ha producido un ligero repunte de la rentabilidad del bono español a diez años, que escala al 0,44%, y de la prima de riesgo, hasta cerca de 70 puntos básicos. 

Dentro del Ibex tan solo cuatro valores han esquivado los descensos: IAG (0,70%), Arcelormittal (0,21%), Mapfre (0,12%) y Mediaset, que con la fusión con su matriz paralizada en los tribunales, ha celebrado el aumento de su participación en la alemana Prosiebensat.

Mientras la bolsa española se tambaleaba por las noticias políticas, el resto de bolsas europeas han cerrado con avances del 0,60% de media gracias a los buenos datos de la encuesta ZEW alemana y al optimismo en materia comercial.

En otro mercado como el de divisas y petróleo no se han producido grandes variaciones: eurodólar en 1,101 y barril Brent en los 62 dólares.

PUBLICIDAD

Los analistas consultados coinciden en que los programas políticos de los partidos de la coalición podrían castigar a las empresas por la vía de subidas de impuestos, muy especialmente a la banca, pero también a sectores como el eléctrico, el inmobiliario, las telecomunicaciones o el juego.

El consenso del mercado hubiera preferido una gran coalición PSOE-PP, que se habría mantenido en la ortodoxia fiscal, por lo que el preacuerdo anunciado a primera hora de la tarde entre socialistas y Podemos ha descolocado a los inversores.

El IBEX, que estaba en positivo igual que los grandes mercados europeos, se ha dado la vuelta y ha entrado en pérdidas.

La posibilidad de que las subidas de impuestos se extiendan prácticamente a todas las grandes figuras tributarias -IRPF y Sociedades, además del impuesto a la banca y a las grandes tecnológicas- para financiar políticas sociales, lleva a pensar que será difícil avanzar en la consolidación fiscal, según la directora de Análisis de Renta4, Natalia Aguirre.

Los sectores que se pueden ver más afectados por las políticas que apunta la coalición en su preacuerdo son el bancario, el eléctrico y el inmobiliario, además del automovilístico y los grandes valores del índice, según Ig Markets.

Esta entidad añade que en el caso de los bancos, Podemos quiere aplicar un impuesto directo a la banca y el PSOE pretende subir Sociedades, además del impuesto a las transacciones financieras (la tasa Tobin) que defienden ambas formaciones y que afectaría, sobre todo, a las empresas más grandes.

Un gobierno PSOE-Podemos estaría en minoría por lo que dependería del apoyo recurrente de otros partidos para cada proyecto de ley, con lo que no está claro qué compromisos podría alcanzar y qué políticas podría aplicar y la situación política en España seguiría siendo inestable e incierta en los próximos años, según Alvise Lennkh, director de análisis de Finanzas Públicas de Scope.

Este es el contexto que explica que la Bolsa española haya sido la peor de las grandes de Europa: Milán ha subido el 1,24 %; Fráncfort, el 0,65 %; Londres, el 0,50 % y París, el 0,44 %.