PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
EFE/ Piergiovanni

La Bolsa y las elecciones: ¿Qué pasará en el IBEX 35 tras el 10-N?

La parálisis de las reformas económicas en este contexto de tipos de interés bajos es lo que más preocupa a los analistas

Los analistas ha acertado en dar como vencedor al PSOE, aunque, con una mayoría que no le permitirá gobernar ni pactos fáciles. Como vaticina Goldman Sachs, se prevé que la incertidumbre política sea elevada.

PUBLICIDAD

En los últimos comicios de abril la Bolsa subió el 0,12 %, con lo que se rompía la tendencia bajista de las otras legislaturas, algo que solo había ocurrido en 1989 cuando ganó por cuarta vez Felipe González y el selectivo avanzó el 0,15 %.

El IBEX 35 ha bajado la gran mayoría de veces que ha habido elecciones generales, de media un 2,13 %, y ha acusado caídas que alcanzaron el 5,22 % en 1996 cuando ganó José María Aznar, o el 4,15 % en 2004 con la primera victoria de José Luis Rodríguez Zapatero.

Por el contrario, los inversores premian la continuidad en La Moncloa, ya que con la segunda victoria de Aznar el selectivo nacional se dejó un 1,23 %, frente al citado 5,22 % de su llegada al poder, y lo mismo pasó con Zapatero en 2008, cuando la Bolsa solamente retrocedió el 0,29 %.

PUBLICIDAD

La excepción se da en 2015 con la segunda victoria de Mariano Rajoy, cuando el IBEX 35 perdió un 3,62 % en su segunda victoria, superior aún al 3,48 % que cayó en su primer triunfo electoral a finales de 2011.

De momento, los mercados no han acusado estas nuevas elecciones y, según el director de estrategia de UBS España, Roberto Scholtes, la mayor consecuencia económica del parón de gobierno es la parálisis de reformas, ya que España no se estaría aprovechando del crecimiento económico y el contexto de bajos tipos de interés.

El analista de XTB Joaquín Robles ha afirmado en declaraciones a Efe que los inversores premiarán que se forme un gobierno, ya que así se reduciría la incertidumbre.

Aunque, añade, no es lo mismo que se forme un bloque fuerte, con medidas pactadas y concretas, que uno más débil en el que se negocie continuamente, ya que en este último siempre hay un componente de incertidumbre.

PUBLICIDAD

Bancos y tecnológicas ganarían con el PP, mientras las eléctricas lo harían con el PSOE. Con Podemos, posible socio de Pedro Sánchez, todos saldrían perdiendo

Si gobierna el PSOE, las farmacéuticas y las constructoras serían las empresas más favorecidas en Bolsa, según un informe de XTB, debido a su promesa de eliminar el copago, con lo que mejorarían las cifras de compañías que fabrican genéricos, y aumentar las infraestructuras, en concreto las carreteras.

Los bancos se han quedado sin la victoria del PP y la promesa de rebajas fiscales, con bajadas del impuesto de sociedades del 25 al 10 %, así como en el tramo máximo del IRPF y la eliminación de Patrimonio y Sucesiones.

Las tecnológicas también pierden con el PSOE, porque apuesta por la «tasa Google», un gravamen con el que el se quiere recaudar 1.200 millones de euros y que afectaría a las empresas de este sector con plataformas con publicidad dirigida.

En cambio, las eléctricas ganan con el PSOE, pero pueden salir perdiendo con su futuro socio Unidas-Podemos, ya que han prometido la creación de una empresa pública de energía que compita con las grandes compañías del sector.

En el mercado de deuda no se prevén cambios, ya que el Banco Central Europeo (BCE) decidió el pasado 12 de septiembre que volvería a comprar deuda pública y privada de la zona euro a partir del 1 de noviembre por 20.000 millones de euros mensuales.