PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
OHLOHL.

OHL convoca de nuevo a los bonistas el 4 de septiembre

La constructora OHL ha convocado de nuevo, para el 4 de septiembre, sus asambleas generales de bonistas para que estos le autoricen disponer de un préstamo sindicado de 140 millones de euros, después de no haber logrado el quorum suficiente en una primera convocatoria, que se aplazó hasta dos veces.

Para celebrar estas dos asambleas de bonistas en primera convocatoria, la compañía requería un quórum de al menos dos tercios del importe nominal del saldo vivo en circulación de estos bonos por un total de 593 millones de euros, según ha comunicado este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El saldo vivo en circulación es de 592,9 millones de euros, correspondientes a una emisión de 2022, por valor de 323 millones de euros y otra de 269,9 millones de euros, de 2023.

Fuentes próximas a la constructora han confiado, en declaraciones a EFE, en que tengan el plácet suficiente de los bonistas en esta segunda convocatoria, ya que, a diferencia de la primera, no requerirán un mínimo de asistentes para la celebración de esta asamblea de bonistas.

El Consejo de Administración de OHL convocó para el 20 de julio, en primera instancia, dos asambleas generales de bonistas, titulares de dos emisiones, para que con sus votos garanticen que la empresa pueda disponer del préstamo de 140 millones de euros firmado el pasado 30 de abril con un sindicato bancario, avalado en un 70 % por el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

La asamblea se aplazó primero para el 24 de julio y posteriormente para este 4 de agosto.

El crédito fue solicitado a Banco Santander, Bankia, CaixaBank, Sabadell, Crédit Agricole y Société Générale.

La idea es que con esta línea de financiación en el marco de las actuales condiciones ofrecidas por el Estado, OHL pudiera aumentar su capacidad para hacer frente a los efectos del coronavirus durante los próximos meses y mejorar su balance.

Para disponer de esta financiación, la compañía tiene que cumplir ciertos requisitos, entre ellos, la obtención de una dispensa (“waiver”) de los tenedores de los bonos en circulación.