Unicaja estudia una fusión si falla la salida a Bolsa

Unicaja estudia una fusión si falla la salida a Bolsa

26 abril, 2017
|
Actualizado: 26 abril, 2017 10:51
|

Unicaja Banco aprueba este miércoles la salida a Bolsa para devolver las ayudas públicas recibidas. En caso de que la operación no llegue a buen término, la entidad presidida por Manuel Azuaga, estudia una fusión con uno de los grandes.

Santander es el banco mejor preparado para realizar este ‘plan B’, aunque Ana Botín, presidenta del Santander, dejó claro que su objetivo es el crecimiento orgánico, basado en el uso de recursos propios, sin tener que acometer ningún tipo de compra. No obstante, Botín afirmó que también valorarán «compras. «En todos los mercados core analizaremos y consideraremos oportunidades de compra relativamente pequeñas porque creemos que es ahí dónde hay valor», aseguró la máxima dirigente del Santander.

La Comisión Europea exige a Unicaja salir a Bolsa para devolver el dinero del rescate. En caso de que las condiciones del mercado lo impidieran, se está valorando una fusión, según publica El Confidencial.

Santander es el mejor posicionado para realizar cualquier compra en España. Necesitaría ampliar capital por menos importe que cualquier otro competidor para realizar la hipotética compra del Banco Popular, como también podría mostrar interés por Unicaja.

Con Braulio Medel en la presidencia, la entidad andaluza ya intentó la fusión con Ibercaja y Banco Popular, pero no dio ningún fruto. Ahora, la CE exige a Unicaja hacer frente a sus obligaciones, por lo que se ha preparado su salida a Bolsa, que deberá ser antes de junio de 2018.

La Junta de Accionistas tiene ya el visto bueno de la Fundación Unicaja, presidida por Medel, que posee el 86,7% de las acciones de Unicaja Banco. Las fuentes consultadas por Efe apuntan que la salida a bolsa se producirá este año, cuando la entidad determine el momento más oportuno, y la propuesta incluye la delegación de facultades en el consejo de administración de Unicaja Banco para determinar el resto de condiciones de la operación y ejecutar el acuerdo. La OPV se realizará mirando únicamente a inversores cualificados, como fondos de inversión, dejando de lado a los minoristas.

Acometerá una ampliación de capital de 625 millones de euros y tendrá un contravalor en euros que se fijará a partir de lo que resulte de la prospección de la demanda, lo que determinará la prima que corresponda.

Unicaja podría equipararse así al Banco Sabadell, pero llega incluso a compararse con Bankia. No obstante, estas estimaciones podrían ser demasiado optimistas, y el mercado le da un perfil similar al de Liberbank, la eterna soltera y que podría caer en los brazos de una de las grandes en un nuevo proceso de reestructuración.

El mercado decidirá si finalmente otorga a Unicaja los 1.400 millones que pretende captar para devolver las ayudas y recomprar el 20% que posee el Estado para fusionarla posteriormente con la matriz. En caso contrario, se tendría que estudiar una nueva alternativa, ya que Bruselas impedirá un nuevo rescate público. Desde Unicaja advierten de que no existe plan B, y que su único objetivo es concluir con éxito la salida a Bolsa.

Noticias Relacionadas: