Montoro reclama 2.400 euros a una pensionista de 96 años por una ayuda municipal

Montoro reclama 2.400 euros a una pensionista de 96 años por una ayuda municipal

14 diciembre, 2017
|
Actualizado: 14 diciembre, 2017 12:54
|

Tiene 96 años, apenas se puede mover, necesita ayuda para poder ducharse o bañarse, y vive sentada en una silla de ruedas. Pese a ello, Hacienda le reclama 1.600 euros y el 50% en concepto de multa por recibir ayuda asistencial y no declararla.

«No se puede mover, pero mentalmente está muy bien«, ha asegurado David, nieto de la pensionista a La Vanguardia. Las hijas de esta lúcida anciana tienen más de 70 años y no eran ya capaces de soportar el levantamiento del cuerpo de su madre para poder asearla en la bañera.

Ante esta situación, pidieron la ayuda asistencial municipal, pero el papeleo y la burocracia son lentos, motivo por el que decidieron acogerse a un programa de ayudas del Ayundamiento de Santa Cruz de Tenerife. «El consistorio presta un apoyo asistencial que puede ser de dos tipos: en dinero o en especies», ha continuado el nieto.

Ante esta situación, decidieron una ayuda en “especie”, es decir, la asignación de una cuidadora para poder asear a su abuela. «Esa persona acudía un par de horas al día y tres veces por semana a la casa del barrio de La Salud para, con la ayuda de mi madre y mis tías, bañar a mi abuela», ha explicado. Todo iba bien, la cuidadora estaba con su madre tres días a la semana, pero el hecho se truncó cuando apareció Hacienda.

El Ministerio dirigido por Cristóbal Montoro envió una carta a la mujer de 96 años reclamándole que no había hecho la declaración de la renta para incluir estos servicios prestados por el Ayuntamiento de Santa Cruz. Es decir, no había declarado la ayuda en especie, pese a que el Ayuntamiento no envió el certificado de la Renta para esta mujer. El coste de esta ayuda era de 700 euros mensuales, es decir, un ingreso no declarado de 8.092 euros y percibido en 2013.

La carta de la Agencia Tributaria a la anciana de 96 años

Asimismo, Hacienda dio otra estocada a la familia. La mujer había recibido ingresos de dos pagadores, es decir la pensión de viudedad que le correspondía -637 euros al mes- y la asistencia municipal. Tras dar a conocer la situación, la familia tendría que pagar 1.600 euros más el 50% de recargo por la multa, es decir, un total de 2.400 euros.

El Ayuntamiento contabiliza íntegro el sueldo de la cuidadora, es decir, más de 700 euros al mes, pese a que solo cuida a la mujer durante unas horas a la semana, y el resto de los días se dedica a otros ancianos. En concreto, solo pasa con la anciana de 96 años 2 horas a la semana, es decir, un total de 8.

«El precio que la empresa privada y el ayuntamiento fijan es casi un sueldo y no es real. ¿Cada anciano debe tributar por 700 euros si la ayuda es por horas?”, se pregunta. “Si mi abuela -que lleva seis meses hospitalizada por problemas respiratorios y está a la espera de que le asignen una residencia- hubiera contratado un servicio de forma privada nunca se hubiera encontrado con este problema”, ha indicado el nieto.

«Lo que no puede ser es que Hacienda diga que esa Ayuda de Asistencia Social es un ingreso y la obligue a tributar por una ayuda que el Estado no le presta porque aún estamos esperando la Dependencia», ha apostillado, al tiempo que admite que estudian si pagar o no, ya que en caso de no hacer frente al pago no le podrían embargar ni la casa ni quitar la pensión, aunque sí la cuenta corriente. «Tocará pagar», ha asumido.

.
Noticias Relacionadas: