¿Por qué baja mi nómina en enero?

¿Por qué baja mi nómina en enero?

31 enero, 2017
|
Actualizado: 31 enero, 2017 13:05
|

La nómina de enero puede traer sustos respecto a la nómina de diciembre. Y es que, pueden surgir diferencias debido a los eventuales cambios en la situación personal del trabajador.
Estos cambios pueden ser por ejemplo para aquellos que hayan iniciado la relación laboral a mediados del año pasado y continúen todo este 2017 en la empresa, o bien que la empresa haya decidido realizar un recorte salarial. Detalles que deben tenerse en cuenta a la hora de aplicar correctamente las retenciones.
Las bajadas de sueldo se pueden derivar si la empresa realiza de forma correcta o incorrecta las rentenciones por los distintos conceptos de la nómina -como el IRPF, subidas salariales, nuevos pagos por complementos pactados, los pagos en especie…- Todos estos conceptos deben estar registrados en la nómina del primer mes del año, por lo que puede haber diferencias, a veces notables, respecto a la hoja de salario correspondiente a diciembre.
Si la empresa ha decidido reducir el salario de los trabajadores debido a dificultades económicas, que le permiten descolgarse del convenio, o bien ha llegado a un acuerdo con la plantilla, la OCU recomienda verificar que se ha aplicado el porcentaje de reducción sobre los conceptos pactados, que pueden ser, por ejemplo, todos los que están al margen del salario base, como complementos, horas extras, etc…
Cabe recordar que todas las empresas están obligadas a realizar una retención en función de los tramos del IRPF, un porcentaje fijado por el Ministerio de Hacienda, y que está a disposición de los empresarios. Este porcentaje no es el mismo incluso en el mismo tramo del IRPF, ya que cada trabajador tiene sus propias características fiscales y personales.
No obstante, en caso de que haya error alguno y no se haya subsanado, Hacienda lo arreglará en el ejercicio siguiente con la campaña de la Renta. Asimismo, también procede realizar al menos un borrador de la Renta para aquellos trabajadores que no tienen obligación de presentar su declaración, ya que es la única forma de comprobar que el cálculo es correcto.
El coeficiente de retención será mayor en caso de recibir un incremento de sueldo que suponga un tramo mayor en la escala del IRPF. En caso de estar en este supuesto, el trabajador no sólo debe tener en cuenta el «efecto óptico» de tener más dinero en la cuenta corriente, ya que debe comparar bien la nómina y las retenciones respecto a la hoja de salarios de diciembre de 2016.

Noticias Relacionadas: