Nueve poblaciones entran en la lista de restricciones y siete la abandonan

Nueve poblaciones entran en la lista de restricciones y siete la abandonan

La ciudad de Palencia, entre las que se permite reabrir el interior de la hostelería
26 abril, 2021
|
Actualizado: 26 abril, 2021 17:08
|
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Junta de Castilla y León acordó hoy el cierre del interior de la hostelería, la restauración y las casas de juego en otras nueve localidades de Ávila, Burgos, León, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora al superar los 150 casos acumulados de COVID-19 a 14 días por cada 100.000 habitantes. Además, otras siete, entre ellas Palencia capital, dejan atrás estas restricciones, por lo que esta medida se mantendrá en 33 municipios.

Tras la reunión del Consejo de Gobierno extraordinario de este lunes, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, informó que desde mañana cerrarán el interior de bares y casas de apuestas en los municipios de Alfoz de Quintanadueñas (Burgos) que tiene una incidencia de 1.009 casos por 100.000 habitantes a los 14 días; Las Navas del Marqués (Ávila), con 291; Simancas (Valladolid), con 246; Real Sitio de San Ildefonso (Segovia), con 227; Cantalejo (Segovia), con 533; Bembibre (León), con 197; Benavente (Zamora), con 168 y Ciudad Rodrigo (Salamanca), con 154 y Almazán (Soria).

El cierre, que se aplica desde mañana, se mantendrá durante 14 días, si bien cada siete días se revisa la situación epidemiológica. Además, salen de esta restricción Lerma (Burgos), La Pola de Gordón (León), Palencia, Villamayor (Salamanca), Riaza (Segovia), El Burgo de Osma (Soria) y La Cistérniga (Valladolid).

En concreto, los municipios de Castilla y León con medidas excepcionales para la contención de la pandemia del coronavirus son: Arenas de San Pedro, Arévalo y Las Navas del Marqués (Ávila); Burgos, Alfoz de Quintanadueñas, Briviesca, Medina de Pomar y Miranda de Ebro (Burgos); Bembibre, Ponferrada, San Andrés del Rabanedo y Villablino (León);Aguilar de Campoo, Cervera de Pisuerga y Guardo (Palencia); Salamanca, Béjar, Ciudad Rodrigo, Santa Marta de Tormes y Villares de la Reina (Salamanca); Segovia, Cantalejo, El Real Sitio de San Ildefonso y Palazuelos de Eresma (Segovia); Soria y Almazán (Soria); y Valladolid, Aldeamayor de San Martín, Laguna de Duero, Olmedo, Peñafiel y Simancas (Valladolid); y Benavente (Zamora).

La titular de Sanidad reconoció que en esta ola está “costando” reducir con estas medidas la incidencia del COVID, algo que achacó a que el virus sigue circulando. Indicó que cuando son “más agresivos” con las actuaciones se produce una bajada a mayor ritmo, que cuando las medidas son más limitadas porque sube de forma lenta. No obstante, indicó que ya está iniciando el descenso y volvió a pedir la colaboración de todos y que se acuda a las vacunaciones. “No podemos nunca respirar”, dijo y como ejemplo puso lo que ocurre en Madrid, Navarra o País Vasco.

Además, Verónica Casado aseguró que Arévalo (Ávila) se encuentra en una situación “límite” al presentar una incidencia de 150,75 casos a los 14 días. Aseguró que está “muy estabilizada”, pero no logra descender a pesar de que comenzó a reducirse, pero volvió a subir. Por “prudencia”, añadió,” se deben mantener las restricciones para que no se produzcan otras cifras “más altas”. En el caso de Arenas de San Pedro, en la misma provincia, aseguró que tiene 189 casos a 14 días y 110 a siete días, con contagios en brotes intrafamiliares y mixtos, por lo que confió en que se vaya corrigiendo la actividad del virus, y añadió que si sigue creciendo se plantearán hacer cribados.

De la misma forma, la consejera abogó por ser “lo más cauto posible” y por ello, indicó, se ha ordenado el cierre de la hostelería y las salas de juego en Benavente (Zamora), donde explicó hay brotes, pero también transmisión comunitaria, porque la trazabilidad de los contagios es del 61 por ciento y la incidencia de 168 casos.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD