PE apoya posponer a 2018 la aplicación de nuevas normas financieras MiFID II

PE apoya posponer a 2018 la aplicación de nuevas normas financieras MiFID II

07 junio, 2016
|
Actualizado: 07 junio, 2016 0:00
|

Estrasburgo (Francia), 7 jun.- El pleno del Parlamento Europeo (PE) respaldó hoy posponer un año la aplicación de los nuevos requisitos introducidos con la revisión de la directiva relativa a los mercados de instrumentos financieros, MiFID II, y el reglamento sobre esta misma materia, MiFIR, hasta 2018.

Los eurodiputados respaldaron retrasar un año -tal y como ya habían acordado con los Estados miembros- la aplicación de la directiva con 504 votos a favor, 157 en contra y 9 abstenciones, y de conceder este mismo margen al reglamento, con 502 votos favorables, 158 contrarios y 6 abstenciones.

La prórroga supondrá que en los países los requisitos sobre la autorización y el funcionamiento de empresas de inversión, mercados regulados y prestadores de servicios de suministro de datos, deberán trasponer a sus legislaciones estas normas en 2017, para que se apliquen a partir del 3 de enero de 2018.

El retraso de un año se debe a los retos técnicos a los que se enfrentan para hacer cumplir los requisitos tanto la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA, por sus siglas en inglés) y las autoridades nacionales competentes en relación a infraestructuras de datos esenciales.

A calor de la crisis financiera, se adoptó en 2014 una revisión de las reglas sobre instrumentos financieros para promover la integración, la competitividad y la eficiencia de los mercados financieros, una enmienda que sustituye el texto anterior MiFID que regulaba los mercados de instrumentos financieros.

Estas reglas incluyen el reglamento MiFIR, enfocado a mejorar la transparencia y la competitividad de las actividades de negociación al limitar el uso de exenciones sobre los requisitos de información y al dar acceso no discriminatorio a plataformas de negociación y cámaras de contrapartida central a todos los instrumentos financieros.

También requiere que los derivados sean negociados en plataformas organizadas.

La directiva MiFID II enmienda reglas sobre la autorización y los requisitos de organización para proveedores de servicios de inversión y la protección del inversor.

También introduce un nuevo tipo de plataforma de negociación, el instrumento organizado (OTF, en inglés).

Los contratos de derivados estandarizados se negocian cada vez más en estas plataformas, que actualmente no están reguladas. EFE

Noticias Relacionadas: