PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sede de Mylan.

Pfizer fusionará su división de genéricos con Mylan, objeto de deseo del sector, como adelantó Intereconomia.com

El grupo farmacéutico estadounidense Pfizer, fabricante del Viagra, ha llegado a un acuerdo para fusionar Upjohn, su división de fármacos sin patente, con la compañía Mylan, también estadounidense y especializada en genéricos, ha informado hoy la empresa. Mylan, como ha adelantado Intereconomia.con en diversos artículos, era una de las empresas más deseadas del sector.

PUBLICIDAD

Según los términos del acuerdo, que ha sido aprobado por unanimidad por los consejos de administración de las dos empresas, y que tiene carácter defensivo ante los numerosos pretendientes que le habían salido a la farmacéutica de genéricos en los últimas meses, una información que Intereconomia.com ha seguido y publicado de forma rigurosa, cada acción de Mylan se convertirá en un título de la compañía resultante de la fusión de las áreas de genéricos de ambas farmacéuticas.

Los actuales accionistas de Pfizer poseerán el 57 % de la compañía resultante y los de Mylan se quedarán con el 43% restante.

La nueva empresa, que será renombrada cuando se cierre la operación, estará presidida por el actual presidente de Mylan, Robert J. Coury.

PUBLICIDAD

El hasta ahora presidente de Upjohn, Michael Goettler, ocupará el cargo de consejero delegado.

El futuro consejo de administración tendrá trece miembros e incluirá a Coury y Goettler, a ocho consejeros designados por Mylan y a tres nombrados por Pfizer.

La consejera delegada de Mylan, Heather Bresch, se retirará cuando se cierre la operación, lo que está previsto para mediados de 2020.

El nuevo grupo facturará entre 19.000 y 20.000 millones de dólares (entre 17.000 y 18.000 millones de euros) y el beneficio bruto de explotación se situará entre 7.500 y 8.000 millones de dólares (entre 6.743 y 7.192 millones de euros).

PUBLICIDAD

Se cierra así una de las operaciones sobre las que ha informado puntualmente Intereconomia.com y que finalmente ha culminado con la compra de Mylan, pese a que algunos medios y agencias de información afirmaron que una operación  de estas características era imposible ante la nueva legislación sobre genéricos en Estados Unidos.

Los pretendientes para comprar Mylan eran numerosos y las negociaciones intensas en los últimos seis meses. Desde el intento de Warrent Buffet para fusionarla con su rival Teva, a las ofertas de fondos de capital riesgo como Carlyle, intentos de compra de los que Intereconomia.con ha informado puntualmente. Finalmente se ha llegado al acuerdo con Pfizer en una operación de marcado carácter defensivo para hacer frente a ese aluvión de propuestas.

Ahora, los fondos podrán comprar las partes del negocio de Mylan que las autoridades de competencia obligarán a vender a Pfizer-Mylan para aprobar la fusión que da pie al nacimiento de un gigante mundial de los genéricos que obligará a mover ficha al resto del sector.

Y es que este gran acuerdo, adelantado en exclusiva por intereconomia.com, pone el sector farmacéutico otra vez en el punto de mira, donde la próxima operación, como publicó este medio especializado en información económica la semana pasada, puede ser la compra Alexion.