Renzi deja sus funciones en manos de los italianos

Renzi deja sus funciones en manos de los italianos

08 octubre, 2016
|
Actualizado: 08 octubre, 2016 15:42
|

El Gobierno de Mateo Renzi deja en manos de los italianos las reformas exigidas por el Banco Central Europeo para tratar de paliar los efectos de la crisis.

El referéndum se celebrará el próximo 4 de diciembre y el ministro de Economía, Pier Carlo Padoan, se muestra «optimista» ante una victoria del sí a las medidas. No obstante, un varapalo del «no» con los populistas del Movimiento 5 estrellas pondría a Italia en serios problemas.

Padoan cree que la derrota del sí sería solo «una oportunidad perdida», pese a que expertos apuntan que el «no» activaría las alarmas sobre los bonos soberanos italianos, cuyos seguros ante el riesgo de impago, los llamados CDS, se han disparado hasta el doble de los que paga España, mientras asegura que el BCE continuará con la compra masiva de bonos italianos «al menos hasta marzo de 2017». La prima de riesgo en Italia se sitúa en los 137 puntos básicos, un 33% por encima de la española, mostrando así la incertidumbre y nerviosismo del mercado.

Según el ministro de Economía trasalpino, el presidente del BCE, Mario Draghi, apoyará al país, al tiempo que deja la enorme responsabilidad al pueblo italiano de aprobar las reformas necesarias para impulsar el crecimiento y la creación de empleo, más en un país estancado económicamente. Según los datos de Eurostat, Italia es el país con peor crecimiento entre abril y junio respecto a enero y marzo de este año, del 0%, mientras España registraba un incremento del 0,7% en ese período.

Según Padoan, en declaraciones a la CNN, solo si gana el «sí» se iniciará de nuevo el crecimiento y en menos de dos años «Italia estará en la cabeza». La victoria del «no» en el referéndum es «una oportunidad perdida», ha asegurado el ministro de Economía, quien apunta que pese a ello el BCE continuará con su programa de compra de bonos».

A su juicio, el Gobierno de Renzi se sitúa en la media europea, pero la realidad es que el mercado la ha situado en el furgón de cola. Entre las principales potencias de la Eurozona, su prima de riesgo es la tercera peor, solo superada por los rescatados Grecia  y Portugal. Y asegura que en dos años dará la vuelta a las tornas. Preguntado si dos años no es demasiado tiempo, Padoan solo acierta a decir que «no se pueden cambiar las cosas de la noche a la mañana».

Sin embargo, el mercado no espera y vigila con lupa ya no sólo a la economía italiana sino también a sus entidades financieras, con Monte Dei Paschi di Siena a la cabeza. El banco más longevo del mundo amenaza con convertirse en un verdadero quebradero de cabeza para los italianos, más cuando desde Bruselas y desde el propio BCE se exigió que fueran los accionistas y los acreedores quienes afrontasen las pérdidas y no los contribuyentes, como hasta ahora.

Monte Dei Paschi ha pasado desde los 86,87 euros marcados en abril de 2007 a los 0,17 euros por acción, una caída del 99,8% desde máximos históricos, una muestra de que la desconfianza del mercado a uno de los bancos más importantes de Italia.

Además, como España, Italia se enfrenta al problema del objetivo del déficit. Renzi espera que Bruselas abra la mano para relajar las exigencias, pero Bruselas no quiere mandar un mensaje equivocado a los inversores ni tampoco al resto de países. España se juega la cancelación de fondos europeos por este motivo.

Noticias Relacionadas: