Programas del domingo
Sanidad recomienda «no combinar» vacunas pero no rechaza alternar con Pfizer

Sanidad recomienda «no combinar» vacunas pero no rechaza alternar con Pfizer

La consejera requiere 250.000 unidades para la segunda dosis de AstraZeneca
25 mayo, 2021
|
Actualizado: 25 mayo, 2021 17:01
|
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, informó hoy de que la Comunidad requiere de alrededor de 250.000 dosis para aquellos que se inyectaron la primera de AstraZeneca y cuya administración arrancará en los próximos días. En todo caso, señaló que su departamento recomienda “no combinar” vacunas y que todos aquellos a los que se aplicó la vacuna británica lo hagan ahora con la misma, si bien aclaró que la opción de Pfizer también es “eficaz”. No obstante, la Junta obligará a firmar un consentimiento informado en ambos casos, tal y como harán varias comunidades autónomas. “La mejor vacuna es aquella que está puesta”, sentenció.

De las casi 250.000 dosis necesarias, 71.692 son para menores de 60 años y el resto, 176.725, para los mayores de esa edad a los que se administró AstraZeneca.

Casado animó a no dejar de vacunarse ni a mostrar rechazo a ninguna de ellas, pues la vacunación ha demostrado “un claro impacto en la reducción de contagios, ingresos y fallecimientos”. Como ejemplo, citó que el porcentaje de brotes sociosanitarios es del cero por ciento en la Comunidad y que ha pasado del 19 al 10,8 por ciento desde enero los pacientes COVID sobre el total. En cuanto a los fallecidos, significan ahora poco más de un uno por ciento, frente al cuatro de inicios de año. Por edades, mostró su satisfacción porque el 98 por ciento de los mayores de 60 años cuenta con la aplicación de una dosis y el 64 por ciento con pauta completa. También, se ha alcanzado el 25 por ciento de las personas de entre 50 y 59 años, con especial incidencia en Soria.

Casado recordó que la semana pasada el Consejo Interterritorial decidió, “no por consenso”, administrar la segunda dosis a los vacunados con la primera de AstraZeneca con otra marca diferente o con la misma. Castilla y León, junto a otras tres autonomías, mostraron sus dudas porque “tiene limitaciones en campos técnicos, científicos y logísticos” y “contraviene las recomendaciones de la Agencia Europea del Medicamento”. Por ello, Casado recomenzó hacerlo con AstraZeneca porque “ningún país hace esta combinación, a excepción de ocho que lo hacen a menores de 40 años”.

A su juicio, las limitaciones científicas “no dirimen cuestiones de seguridad por que se hace en base a 600 personas de un estudio de una muestra muy pequeña”. “Las reacciones raras aparecen con más de un millón de dosis administradas”, criticó. Sin embargo, reconoció que cualquiera de las dos vacunas en su segunda dosis “aumenta la inmunidad porque son efectivas”. En todo caso, dijo, en la Comunidad la aceptación de AstraZeneca fue “alta” en la aplicación de la primera dosis y manifestó su sensación de que “no habrá rechazo en esta segunda”. De hecho, se convenció de que la mayor parte “seguirá con la misma vacuna”.

En todo caso, y dado que el Consejo Interterritorial permite completar la pauta con la segunda dosis de Pfizer para aquellos que rechacen la de AstraZeneca, Casado señaló que se obligará a firmar un consentimiento informado en cualquiera de los dos casos, “que no debería ralentizar el procedimiento”, algo en lo que la Junta no estaba de acuerdo en un primer momento porque “valdría un consentimiento tácito”.

Con este nuevo escenario, Castilla y León retomará a finales de esta semana la vacunación de los mayores de 60 años de los grupos 3b, 3c y 6, que corresponden con profesionales esenciales. En la web se alojará esta información y los consentimientos informados. La aplicación de la segunda dosis se está organizando desde Salud Pública.

Igualmente, Casado achacó a la diferencia de las pirámides poblaciones la leve diversidad de vacunación entre provincias y el ritmo de administración. “No se pueden comparar entre ellas y por eso van a ritmos diferentes”, explicó la consejera, quien señaló que todas se encuentran entre el 86 y 91 por ciento de administración de las dosis recibidas. De hecho, informó de que las nueve provincias “están vacunando ya en el grupo de entre 50 y 59 años. “Seguimos necesitando vacunas pero el ritmo va bien. Es la clave para derrotar al coronavirus”, incidió la consejera, quien pidió precaución con los bulos sobre fechas que circulan por las redes sociales y apeló a mantenerse informado en los canales oficiales.

La consejera comentó que Soria va a la cabeza y rechazó que el retraso en algunas provincias esté causado por “decisiones políticas ni nada” y rogó que quien se haya aplicado la primera dosis en un determinado lugar intente respetarlo para la segunda. “Debemos estar organizados para que no haya cambios porque será imposible de planificar. Puede resultar duro pero nuestra vida tiene que pivotar sobre esta herramienta, la vacuna. No perdamos una vacuna por no estar”, subrayó.

Por último, la consejera recordó que hoy comienza la Semana Europea de Prevención Contra el Cáncer, segunda causa de muerte tras las enfermedades cardiovasculares, con más de 100.000 muertes en España, entre los que destacan los de colón, próstata, páncreas y mama. “La prevención es esencial”, incidió Casado, quien explicó que los estudios avalan que entre un tercio y la mitad de ellos “son evitables”.

Para ello, consideró que los hábitos de vida son los causantes de los cánceres y apeló a la mayor práctica de actividad deportiva, no fumar, no consumir alcohol y protegerse del sol. “Son hábitos sencillos que pueden prevenirlo. Cada vez posee mayores tasas de curación y prevenir su aparición es el mejor abordaje”, finalizó.

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD