Programas del domingo
Turquía arremete contra las agencias de rating: "Alto ahí"

Turquía arremete contra las agencias de rating: "Alto ahí"

27 julio, 2016
|
Actualizado: 27 julio, 2016 16:49
|
PUBLICIDAD

Las agencias de calificación crediticia han bajado la nota de la deuda de Turquía tras el fallido golpe de Estado, que desplomó la libra. Asimismo, la tensión entre Turquía y la UE va en aumento tras la brutal purga llevada a cabo por Erdogan, cuyo gobierno elaboró listas negras para sacar de las instituciones y empresas a los seguidores de Güllen. Los turcos cambiaron liras por valor de 9.000 millones. Tras el golpe, la lira se desplomó frente al billete verde hasta mínimos históricos.
Ante esta situación, Turquía ha confirmado que el Gobierno tratará de frenar una calificación negativa sobre su deuda, al tiempo que ha pedido a las agencias de calificación revisar sus notas. El viceprimerministro turco, Mehmet Simsek, ha criticado a las agencias: «Normalmente, para expresar una opinión sobre un país, primero nos tendrían que llamar para preguntar si tenemos algo que decir. Pero ellos primero toman su decisión y luego nos enteramos».
«Alto ahí: Sentémonos y hablemos», pidió el político que fue de 2009 a 2015 ministro de Finanzas de Turquía.
La semana pasada, Standard & Poor’s calificó las perspectivas de la deuda de Turquía, antes «estables«, como «negativas», mientras que Moody’s anunció una «posible rebaja» de su calificación, actualmente en Baa3.
«El mayor argumento de la agencia Standard & Poor’s (S&P) es que que subirá la tensión en Turquía y que la democracia estará bajo presión, estará en riesgo, y por eso han bajado la nota», ha admitido Simsek.
«Pero no es como creen sino todo lo contrario: las tensiones en Turquía han bajado, la democracia se ha fortalecido y la nación ha cerrado filas. Su argumento se ha revelado completamente equivocado», aseguró Simsek.
«Hoy está Moody’s en Ankara, yo mismo hablaré con ellos. No nos queremos meter en su evaluación, pero para evaluar hace falta escuchar a los dirigentes del país en cuestión. Lo suelen hacer», agregó el ministro.
Simsek prometió que el proceso de reformas económicas continuaría y que también «bajo ese punto de vista no había ningún motivo para bajar la nota». Simsek aseguró que tras el golpe, «ciudadanos turcos» había cambiado a liras divisas por valor de 9.000 millones de dólares, fortaleciendo así la moneda nacional y limitando el efecto negativo de la retirada de inversiones extranjeras.
«El pueblo ha golpeado a quienes querían dar un golpe a la economía», afirmó.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD