UBP se mantiene constructivo con la deuda corporativa high yield
La sede de Union Bancaire Privée (UBP) en Ginebra (Suiza).

UBP se mantiene constructivo con la deuda corporativa high yield

08 julio, 2024
|
Actualizado: 08 julio, 2024 11:11
|
PUBLICIDAD

La división de gestión de activos de Union Bancaire Privée (UBP), gestora de patrimonios suiza, ha presentado sus perspectivas y estrategia en materia de renta fija para el segundo semestre de 2024. La firma mantiene una posición constructiva sobre la deuda corporativa high yield y una visión prudente sobre la duración.

Por otro lado, los niveles absolutos de rendimiento, inéditos en la última década, hacen que el crédito sea muy atractivo en todos los segmentos. UBP identifica mayores oportunidades en el mercado de deuda corporativa, destacando clases que superan la rentabilidad media del índice MSCI Global anualizado en las últimas cuatro décadas.

Los segmentos de deuda corporativa con mayor potencial según UBP son el High Yield, con una rentabilidad del 9,6%, los bonos convertibles contingentes (CoCo) que ofrecen un retorno superior al 8% y las obligaciones garantizadas por préstamos (CLO) con mecanismos de mejora crediticia.

UBP: ‘La renta fija actuales ofrecen rendimientos absolutos totales históricamente’

UBP también considera valiosa la construcción de una cartera de ingresos diversificada con exposición a AT1, bonos con calificación BB, tramos de CLOs de calidad y notas de tipo flotante a corto plazo, beneficiándose de la inversión de la curva de rendimiento y una perspectiva de tasas altas durante más tiempo.

«Como resultado, la cartera tiene una calificación media de grado de inversión, un carry atractivo (6,5% USD, 5% EUR) y un vencimiento relativamente moderado (aproximadamente 3 años)», explican desde UBP.

La firma suiza destaca que los mercados de renta fija actuales ofrecen rendimientos absolutos totales históricamente elevados, superando los niveles observados en las últimas dos décadas, excluyendo periodos de crisis como la crisis financiera mundial y la pandemia del Covid-19. Sin embargo, no ven «un catalizador para aumentar la duración» de la cartera.

«Necesitamos más pruebas de que la inflación está bajando para aumentar la duración. Con la curva de rendimientos invertida, se puede obtener más carry en el extremo corto de la curva, a 1 o 2 años, en comparación con los vencimientos a 5 años. Esto hace que la posición corta sea una estrategia ‘cómoda'», afirma Olivier Debat, especialista en inversiones de renta fija de UBP.

El Banco Central Europeo comienza a flexibilizar su política monetaria

La gestora anticipa un ciclo de recortes de tipos muy gradual, dado el sólido crecimiento y la rigidez de la inflación. El mercado prevé dos recortes de tipos por parte de la Reserva Federal (Fed), aunque la gestora considera que los riesgos apuntan a menos bajadas, en línea con las propias orientaciones del banco central estadounidense.

Aunque el Banco Central Europeo (BCE) ya ha comenzado a flexibilizar su política monetaria, la comunicación posterior ha confirmado que es improbable que veamos recortes de tipos consecutivos este año, dada la aceleración del crecimiento salarial.

«Todavía tenemos que vigilar la inflación, especialmente en el sector servicios, que sigue siendo resistente. El crecimiento es fuerte y la inflación sigue ahí», agrega Debat.

Sin Embargo, aunque la inflación sigue siendo un riesgo, desde la gestora descartan que retorne a niveles anteriores gracias a la menor presión de los precios energéticos y a la menor presión de los salarios sobre los precios.

Noticias Relacionadas: