Xi parte mañana a Oriente Medio para tratar tensiones y ampliar comercio

Xi parte mañana a Oriente Medio para tratar tensiones y ampliar comercio

18 enero, 2016
|
Actualizado: 18 enero, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Pekín, 18 ene.- El presidente chino, Xi Jinping, inicia mañana su primer viaje a Oriente Medio en un momento clave y con unos objetivos claros: tratar las tensiones entre dos de sus principales suministradores de petróleo, Arabia Saudí e Irán, y aprovechar las nuevas oportunidades comerciales en Teherán.

Xi realizará un viaje de seis días a la zona, desde el próximo martes al domingo, y pasará por Arabia Saudí, Egipto e Irán, por ese orden, anunció hoy el viceministro de Asuntos Exteriores Zhang Ming, quien ya viajó a la región para cerrar los últimos detalles de la visita del presidente.

Se trata de la primera vez que Xi realiza una visita a la zona desde que asumiera el poder hace tres años y, aunque lleva tiempo fraguándose, el momento escogido para realizar la gira ha sido crucial.

Xi se reunirá con los jefes de Estado de los tres países en medio de las peores tensiones que viven Arabia Saudí e Irán después de que Riad ejecutara al clérigo chií Nimr al Nimr a principios de mes y cuando Teherán puede provocar una nueva caída del precio del petróleo al tratar de aumentar sus exportaciones tras el levantamiento de las sanciones de Occidente.

El enfrentamiento entre dos de las mayores potencias petroleras del mundo es incómodo para Pekín, que considera que la seguridad y la estabilidad de la zona son de vital importancia, según destacó hoy el viceministro Zhang en rueda de prensa, sin mencionar los intereses comerciales chinos en la zona.

«China ya ha llevado a cabo consultas con ambos países con la esperanza de rebajar la tensión (…) Xi intercambiará opiniones sobre la situación y otros asuntos internacionales y bilaterales», explicó Zhang.

La seguridad es uno de los ejes de la gira de Xi, también en términos de terrorismo, un asunto que cada vez preocupa más al Gobierno chino.

Pekín asegura sufrir el «terror» en la agitada región noroccidental de Xinjiang, donde ha aumentado la violencia entre chinos de etnia uigur -de religión musulmana- y han -la mayoritaria en el país-, mientras uigures en el exilio insisten en que esos hechos se deben a la represión de su cultura.

En El Cairo, Xi ofrecerá un discurso en la sede de la Liga Árabe, en el que propondrá iniciativas para el desarrollo de las relaciones bilaterales y de la cooperación en todos los ámbitos.

Otra de las claves del viaje del presidente chino será la nueva Ruta de la Seda, una iniciativa con la que Pekín pretende construir una red de infraestructuras hacia Occidente, de Asia a Europa, pasando por África.

El viceministro de Exteriores adelantó hoy que en la gira se firmarán acuerdos en infraestructuras, energía y tecnología, si bien descartó dar más detalles.

«Sólo puedo decir que la iniciativa de ‘una franja, una ruta’ (la nueva Ruta de la Seda) es bien recibida en los países de Oriente Medio», dijo.

Sin duda, Irán será uno de los países donde China espera anunciar grandes acuerdos. Y es que Xi será de los primeros en llegar al nuevo Irán, con ganas de recuperar mercado tras liberarse de las sanciones internacionales el pasado sábado. EFE

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD