PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Curvas no, socavones en la economía española

Susana Criado

Hemos arrancado el curso sorteando curvas. Las que nos pone esta maldita pandemia que está cambiando nuestra forma de trabajar, de comprar, de estudiar, comprar, comunicarnos, de relacionarnos. Curvas que pone los brotes por el coronavirus y confinamientos parciales en distintos puntos de España y del planeta entero. ¡Esto de los rebrotes o de las segundas olas no es algo “only in Spain”, le toca a todos los países. Curvas que llega por el lado del bolsillo también.

Esta semana, y por coger algunos datos, asimilábamos las previsiones a la baja de la agencia de calificación Fitch. Estima que nuestra economía se contraerá este año un 12.3%. También llegaban los hosteleros anunciando que están al borde de la quiebra, los peluqueros que piden una rebaja del IVA para evitar el cierre del 40% de los establecimientos … llegaban datos como la recaudación por IVA en junio que bajaba un 33%, la inflación que cada vez camina más a ras de suelo, el gobierno insistiendo en ajustar el gasto público congelando las pensiones y también el sueldo de los funcionarios ….

¿Sigo? Sigo y no paro. Me contaba esta semana el un lenguaje claro y directo Fernando
Santiago, presidente de los Colegios de Gestores Administrativos de España: “Si no se
adoptan nuevas medidas, más de 240.000 empresas habrán cerrado antes de finalizar el
año y 52.000 convertirán el ERTE en ERE, lo que supondrá cerca de 2.000.000 de
despidos entre ambas situaciones. Los gastos de las pymes y autónomos se han elevado
por seguridad e higiene, la liquidez ha disminuido radicalmente por falta de ingresos, los
ICO no le han llegado a todo el mundo y hay que seguir pagando los impuestos y los
seguros sociales. O el Gobierno entiende as necesidades de las pymes y les facilita el
acceso a las ayudas, o el otoño va a ser muy duro”.

¿De cara a futuro? Los Gestores Administrativos -6.000 en España que llevan las cuentas
de muchos autónomos y pymes, y que por tanto están muy cerca de sus ilusiones y
angustias- insisten en que “hay que mirar al corto plazo, no a 3 ni a 5 años. Al autónomo,
al pequeño empresario le preocupan los pagos y los ingresos de este mismo mes.
Necesitamos certidumbre y seguridad jurídica. Necesitamos que nos dejen trabajar”

Más clarito agua. Viene un otoño complicado, ¿curvas? Ójala fueran curvas, son
socavones lo que tenemos a los pies.