La Declaración de Granada, escrita por afines al PSOE, destroza a Montoro

La Declaración de Granada, escrita por afines al PSOE, destroza a MontoroCristóbal Montoro, ministro de Hacienda

El Ministerio de Hacienda y concretamente la Agencia Tributaria trata a los contribuyentes como “súbditos”, y no garantiza los derechos de los ciudadanos. Así lo expone la Declaración de Granada, un documento redactado por 35 catedráticos de Derecho Tributario que le cantan las cuarenta a Montoro.

PUBLICIDAD

El documento realiza un profundo análisis del funcionamiento de la Agencia Tributaria y del Ministerio de Hacienda sobre la recaudación de impuestos. En el escrito se pone de manifiesto que se ha cambiado la presunción de inocencia del contribuyente, por la presunción de culpabilidad. El único objetivo que tiene la ley no es una recaudación justa, sino literalmente: “Afán recaudatorio”, incumpliendo el mandato constitucional que obliga a tributar en función de la capacidad económica.

Los catedráticos firmantes aseguran que no hay distinción entre los procesos de liquidación y las sanciones, mientras se menoscaba la seguridad jurídica. Asimismo, también cargan contra Montoro por la legislación autonómica, ya que dependen en gran medida del sistema de financiación autonómica, impuesto por el propio Ministerio.

Numerosos firmantes de la Declaración de Granada han pasado por las filas socialistas e incluso por el PCE

Álvaro Rodríguez Bereijo, ex presidente del Tribunal Constitucional a propuesta del PSOE, y los catedráticos José María Martín Delgado, presidente de la Agrupación Municipal de Málaga y coordinador del Laboratorio de Ideas del PSOE; Juan Martín Queralt, miembro de la comisión que instauró el sistema de financiación autonómica vigente, José Manuel Tejerizo, miembro del TC a propuesta del PP, Fernando Pérez-Royo, ex diputado del PCE y eurodiputado por PSOE e IU,  o Matías Cortés, ex consejero de PRISA y autor del primer manual de Derecho Tributario español.

PUBLICIDAD

El documento muestra así como incluso afines al PSOE cargan contra Montoro, pese a que en teoría representa a un partido conservador como el PP. La realidad es que con la llegada del PP la presión fiscal se ha disparado en España, más cuando 2,3 millones de contribuyentes sufrirán un castigo si su salario aumenta con la próxima reforma del IRPF.

Según los firmantes del documento, “parece haberse dado cálida acogida en las dependencias administrativas a la presunción de culpabilidad”, más cuando Hacienda “ha convertido al contribuyente en una especie de administrador vicario”.

En cuanto al principio de igualdad tributaria, afirman que “la Administración tributaria española no contempla a los contribuyentes como ciudadanos, sino como súbditos”, al tiempo que ponen de manifesto que no “todos” los españoles son iguales a la hora de tributar, independientemente de donde se resida. “Existen discriminaciones en la imposición directa por razón de la residencia dentro del territorio de nuestro país”, afirman, “hasta el punto de que podría hablarse de la existencia de una cierta cantonalización tributaria en España”. Además cargan contra la escapatoria fiscal que permite Hacienda a las multinacionales, mientras que se coarta la libertad a los ciudadanos.

PUBLICIDAD