Las andaluces pasan de pagar 782 euros por una herencia de 10.000 euros a sólo 7,82

Las andaluces pasan de pagar 782 euros por una herencia de 10.000 euros a sólo 7,82El presidente de Vox, Santiago Abascal (d), y el líder del partido en Andalucía, Francisco Serrano. EFE/Pepo Herrera

El Gobierno andaluz, que se sustenta con los votos del PP, Cs y VOX,  ha aprobado este martes una reforma fiscal que incluye una rebaja progresiva en cinco años del tramo autonómico del impuesto de la renta de las personas físicas para equiparar la cuota autonómica a la estatal en el IRPF.

PUBLICIDAD

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, ha informado de que esta reforma, fruto del acuerdo de Gobierno con Ciudadanos y de investidura con Vox, contempla también la bonificación al 99 % del impuesto de sucesiones y donaciones para cónyuges y familiares directos y la reducción del impuesto de transmisiones patrimoniales para familias numerosas y el de actos jurídicos documentados. 

A modo de ejemplo, un progenitor que quiera regalar 10.000 euros a sus hijos por el que hasta este jueves, con la legislación vigente de Susana Díaz y la ahora ministra de Hacienda, Maria José Montero, pagaría 782 euros a partir de ese día abonaría al fisco 7,82 euros y, si es de 100.000 euros o más, pagará 124 euros frente a 12.415 euros.

El coste presupuestario de estos dos últimos impuestos será de 10,7 millones este año, y el impacto en las arcas públicas de la reforma del IRPF y Sucesiones y Donaciones (85 millones en cinco años) se elevará a 235 millones en el año 2023.

PUBLICIDAD

En cuanto a la reforma del tramo autonómico del IRPF se reducirán de ocho a cinco: El primero, el de las rentas más bajas, pasará del 10 % al 9,5 %; el segundo, de 20.200 euros a 35.000 euros, pasa del 16,5 % al 15 %; el tercero, de 35.200 a 60.000 euros, del 19 % al 18,5 %, y a partir de 60.000 pasa del 23,5 % al 22,5 %.

Se elimina el tramo para rentas a partir de 120.000 euros, por lo que el tipo impositivo máximo pasará del 25,5 al 22,5 %.

El consejero ha defendido que el tramo de las rentas más altas es el que más se rebaja porque el objetivo es llevar la tributación a la escala estatal y ha subrayado que la apuesta del Gobierno andaluz es “dejar el dinero en el bolsillo de los ciudadanos”.

El primer tramo de la tarifa autonómica del IRPF empezará a reducirse en este ejercicio y alcanzará su tributación definitiva en 2020, por lo que no tendrá impacto presupuestario hasta 2021.

PUBLICIDAD

Con esta reforma, la tributación de una renta bruta anual de 45.000 euros de un contribuyente soltero, sin hijos, y menor de 65 años pasará de 4.917 euros a 4.749 euros en el año 2023.