El estirón del viernes del IBEX 35 no da la vuelta a otra semana a la baja

El estirón del viernes del IBEX 35 no da la vuelta a otra semana a la bajaEl IBEX 35 en la Bolsa de Madrid

EL IBEX 35 ha cerrado este viernes con un alza del 0,56 % aunque en la semana se deja el 0,31 %, en un clima de incertidumbre y elevada volatilidad, con los mercados atentos a la reunión que este fin de semana celebrarán los presidentes de Estados Unidos (EEUU) y chino para tratar su disputa comercial.

PUBLICIDAD

El principal indicador del mercado español, el IBEX 35, ha ganado en esta sesión 51 puntos, el 0,56 % y termina en 9.198,80 puntos; en el mes sube el 2,16 %, y en el semestre que termina avanza un 7,72 %.

Aunque en esta última sesión se ha extendido cierto optimismo en torno a la posibilidad de un acercamiento, los inversores son cautelosos ante la reunión que el sábado celebrarán Donald Trump y Xi Jinping, porque aunque en sí misma es positiva, no hay esperanzas de que se cierre un acuerdo.

Lo mejor que podría salir de la reunión es un acuerdo para continuar la negociación, lo que significa que, al menos, de momento no se activarán los nuevos aranceles con los que amenaza el mandatario norteamericano y que afectarían a productos chinos por otros 300.000 millones de dólares, adicionales a los 200.000 millones que ya soportan estas tasas.

PUBLICIDAD

Este compás de espera se ha traducido en movimientos leves, al alza o a la baja, en las principales bolsas del mundo: Wall Street pierde en la semana (hasta el cierre de mercados en Europa) un 0,52 % y las bolsas asiáticas apenas han oscilado un 0,2 %.

Entre las plazas europeas, la peor evolución semanal ha sido la de Milán, que ha caído el 0,72 %, mientras que Fráncfort ha subido el 0,48 %, Londres, el 0,24 % y París, el 0,19 %.

En Europa, nuevos datos de evolución de la economía abonan la desaceleración, con una caída de la confianza empresarial en Alemania en junio, por tercer mes consecutivo, hasta el mínimo desde noviembre de 2014, y paralela al descenso de la confianza de los consumidores.

Las cifras de inflación en la zona euro apuntan en el mismo sentido, porque sigue baja, en el 1,2 % que este mismo viernes ha publicado Eurostat, reflejo de la debilidad de la economía y lejos del objetivo del Banco Central Europeo (BCE),-cerca pero por debajo del 2 %-.

PUBLICIDAD

Esta situación amerita un recorte de tipos como el que apuntó la semana pasada Mario Draghi, movimiento que se situaría en línea con el que parece estar pensando la Reserva Federal estadounidense (Fed), cuyo presidente, Jerome Powell, ha dicho esta semana que la institución está preparada para «sostener la expansión».

La mejor evolución semanal en el mercado español ha sido para Grifols, con un alza del 5,22 %, seguido de Inditex (3,85 %) al tiempo que los bancos terminan todos con subidas, salvo BBVA que cierra en tablas, y los valores más castigados han sido algunos energéticos como Enagas (7,20 %), Siemens Gamesa (4,60 %) y Naturgy (4,34 %).

En el mercado de deuda sigue entrando dinero buscando refugio en valores seguros, con lo que las rentabilidades (que se mueven de forma inversa a los precios) siguen en zona de mínimos históricos: el bono español a 10 años se paga al 0,390 % y el alemán cotiza al -0,331 %, con la prima de riesgo en torno a los 70 puntos básicos.

El euro, que tocó el lunes de esta semana los 1,140 dólares, se cruza al término de la sesión en España, a 1,137, prácticamente la misma cota de cierre del viernes anterior.

El crudo Brent, de referencia en Europa, se paga a 66,70 dólares por barril, 1,5 dólares por encima de la semana anterior, con los inversores pendientes de la reunión ministerial que el próximo lunes y martes celebran en Viena la OPEP y sus aliados en la que podrían mantener o incluso profundizar el recorte de producción que vence este próximo domingo.