La deuda española no da para una nota ‘A’, según S&P

La deuda española no da para una nota ‘A’, según S&PLa deuda pública de España se dispara hasta los 1,07 billones
Mercados
  • Bolsa
  • Deuda
  • Divisas
  • Materias primas
  • España sigue sin recuperar la letra A en su calificación de riesgo, aunque ha conseguido, al menos, mejorar la perspectiva de S&P de estable a positiva.La agencia de calificación Standard and Poor’s ha mantenido hoy la nota de España en un aprobado alto (BBB+), pero le ha mejorado la perspectiva de estable a positiva. Sin embargo, no ha conseguido volver a tener un ‘A’, la mejor nota posible, en su calificación de riesgo. Alemania, por ejemplo tiene una triple A, así como EEUU, pero tambien cuenta con A, países como Reino Unido, Francia, China o Japón. España, en otra época, gozaba de ella y 7 años después de la crisis y que se disparase la prima de riesgo no ha logrado recuperarla. De hecho, paga un 134% (134 puntos básicos) más de intereses por su bono a 10 años que Alemania, 1,667% vs 0,326%, según el cierre de hoy.

    PUBLICIDAD

    El cambio de perspectiva, sin embargo abre la puerta a una subida de la nota de España en futuras revisiones en un plazo de dos años si se mantiene la solidez del crecimiento económico y el proceso de consolidación fiscal. En ese momento, y no antes, recuperaría la A.

    Más crecimiento

    Asimismo, la agencia ha mejorado su previsión de crecimiento para la economía española que ha elevado al 2,5 % en 2017 y al 2,1 % en 2018, con la expectativa de que sea la demanda interna la que siga tirando del avance de la economía.

    S&P espera que el déficit público baje al 3,3 % del PIB en 2017, dos décimas por encima del objetivo comprometido con Bruselas y que la deuda se estabilice justo por debajo del 90 % al PIB al final de 2020.

    PUBLICIDAD

    Los salarios bajos perjudicarán el crecimiento

    Dentro de su análisis macroeconómico, la agencia afirma que la fortaleza del consumo de los hogares seguirá beneficiando la creación de empleo, aunque pronostica que “el modesto” crecimiento de los salarios, el fin del impacto de la bajada de impuestos en ejercicios anteriores y el repunte de la inflación frenarán el gasto privado con el tiempo.

    Asimismo, señala que la aportación de la demanda exterior seguirá siendo moderada, a pesar de que las exportaciones ganarán competitividad.

    Entre las debilidades de la economía española destaca la elevada tasa de paro, en especial entre los desempleados de larga duración y los jóvenes, a lo que suma la alta temporalidad del mercado laboral.

    La subida de los precios del petróleo cree que afectará al rendimiento de la balanza por cuenta corriente, un riesgo al que se suman una menor demanda externa derivada del “brexit”, una súbita subida del proteccionismo global o una apreciación del euro frente a las monedas de los socios comerciales.

    PUBLICIDAD

    Comenta

    Notificar de
    avatar

    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®