La banca exige una «rápida» solución sobre Cataluña

La banca exige una «rápida» solución sobre Cataluña

26 octubre, 2017
|
Actualizado: 26 octubre, 2017 10:58
|
PUBLICIDAD

Banco Santander ha considerado que aún es «pronto» para conocer el impacto económico del golpe de Estado de los independentistas catalanes. No obstante, ha asegurado que cuanto más tiempo pase en resolverse la situación, más afectará a la actividad».

El Banco Santander, Bankinter e incluso el BCE alertan de las consecuencias económicas. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha afirmado que el Consejo de Gobierno de este organismo «observa con atención» la situación en Cataluña.  «Es muy difícil comentar sobre acontecimientos que cambian todos los días, lo observamos y veremos qué ocurre», ha afirmado Draghi.

Desde principios de octubre el desafío secesionista del Gobierno catalán ha provocado que más de 1.600 empresas hayan trasladado sus sedes de Cataluña a otras ciudades españolas, entre ellas los principales bancos catalanes.

La entidad presidida por Ana Botín ha advertido del deterioro para el conjunto de la economía española si la crisis catalana persiste, ya que «cuanto más tiempo pase en resolverse la situación, más afectará a la actividad».

Así se ha expresado este jueves el consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, durante la presentación de resultados trimestrales ante analistas, en la que ha reconocido que la tensión con Cataluña se deja notar en el negocio bancario y ha dado entender que se reflejará en el cierre de este ejercicio.

En su opinión es «pronto» para dar una estimación del impacto que la deriva independentista de Cataluña puede tener en la economía española, pero ha recordado que el Gobierno ya ha rebajado tres décimas, hasta el 2,3%, su previsión de crecimiento para 2018.

Lo importante es «qué se pretende» con la convocatoria de elecciones

Además, ante la posibilidad de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, convoque elecciones, «lo importante es qué se pretende» con ellas, ha indicado el «número dos» del Banco Santander en rueda de prensa. El banquero ha reconocido que existe incertidumbre sobre la situación de Cataluña como consecuencia de la tensión política y ello, ha lamentado, retrasa inversiones.

«Hasta ahora no es relevante porque ha pasado poco tiempo«, ha explicado, pero la clave es cuánto dura la incertidumbre, porque como comentó esta mañana a los analistas, si persiste la crisis catalana, acabará afectando a toda la economía española.

Sobre el movimiento de depósitos por parte de los clientes entre entidades por la deriva independentista catalana y la posibilidad de que Santander se haya beneficiado de esa situación, ha considerado que el traspaso de fondos no ha sido significativo. «Hemos visto más afluencia de clientes al banco pero la materialidad es muy difícil de valorar«, ha añadido la mano derecha de Ana Botín al frente del Banco Santander.

Preguntado por si la entidad teme un aumento de la morosidad hipotecaria en Cataluña si los clientes siguen las proclamas de algunos independentistas que abogan por no hacer frente a los pagos con los bancos, el consejero delegado ha confiado en la «sensatez» de la gente.

Analistas independientes pronostican una mayor bajada del PIB por Cataluña

El «número dos» del Banco Santander ha añadido que hay «analistas independientes» que han pronosticado un impacto mayor en las perspectivas económicas, y sin dar mayor credibilidad a éstas frente a las del Ejecutivo, sí ha advertido de que cuanto más tiempo pase, peor será, no sólo para Cataluña sino para toda España.

El conflicto catalán ha sido la primera pregunta de los analistas, la mayoría de ellos de firmas internacionales, en el encuentro para analizar los resultados hasta septiembre del Banco Santander, sin una presencia especialmente significativa en la región. De hecho, Banco Santander solo obtiene de Cataluña el 14% de su negocio en España.

La universidad Loyola de Sevilla prevé una caída del 2,1% en el PIB si se agudizase la crisis catalana, según ha señalado el catedrático de Economía y vicerrector de esta universidad, Manuel Alejandro Cardenete. No se pueden elaborar pronósticos macroeconómicos para 2018 «con rigor» porque el impacto de la crisis catalana no se conocerá hasta enero del próximo año. En su escenario, el PIB perdería un crecimiento de seis décimas.

Cardenete ha sostenido que las previsiones macroeconómicas para 2018 presentadas por el Gobierno central -que la ha rebajado al 2,6 por ciento- y por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) -que la estima en el 1,5 por ciento- «se han hecho sin información real» sobre el impacto de la crisis catalana y «de forma intuitiva y virtual». Con todo, este catedrático ha advertido de los efectos nocivos que la incertidumbre política traslada a la economía y ha destacado los malos indicadores macroeconómicos que ya se evidencian en el Reino Unido «por culpa del ‘brexit’, aunque aún no hay ‘brexit'», lo que, en su opinión, supone «un aviso para navegantes» para Cataluña y España. «Cuanto mayor sea la incertidumbre mayor será el deterioro económico«, ha apostillado.

La fractura social y el deterioro económico, las preocupaciones de Bankinter por Cataluña

En la misma línea se ha postulado la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, quien ha pedido una «rápida» solución a la crisis en Cataluña para «frenar el posible deterioro económico» y la «fractura social», en tanto que en su estrategia no contemplan una independencia de la región.

Dancausa se ha expresado así en la rueda de prensa tras la presentación de resultados del banco, que ha ganado un 6% menos hasta septiembre que en el mismo periodo de 2016, aunque Cataluña es una de las autonomías donde «más han crecido» incluso desde el referéndum ilegal del 1 de octubre, ha asegurado, y espera que continúe así.

La consejera delegada de Bankinter ha incidido en que la situación catalana «no cambia los planes» de la entidad y ha tachado de «desatino» los intentos de separación por parte de la Generalitat, ya que se produciría un «triple divorcio» (de España, la Unión Europea (UE) y la unión monetaria europea) que ya criticó con motivo de la votación para la salida del Reino Unido de la UE.

Las previsiones no se modifican pese a Cataluña

Dancausa ha querido destacar la «buena salud» del banco tras los resultados «sólidos y consistentes» obtenidos hasta septiembre, que confía en mantener en los próximos trimestres. En ese sentido, ha señalado que sus previsiones «no han cambiado» pese a la situación catalana y que espera alcanzar este año la cifra de 490,2 millones de euros de beneficio neto del ejercicio 2016, si el banco progresa «a la misma velocidad», y mientras la economía siga mejorando, como muestran los últimos datos de reducción del paro publicados hoy.

Respecto al futuro, Dancausa ha afirmado que «no hay interés» de momento en adquirir nuevas compañías, ya que eso «distraería» del objetivo principal que es el «crecimiento orgánico», tras terminar de integrar, ha recordado, la estructura del comercio minorista de Barclays en Portugal.

Asimismo, ha destacado el crecimiento del negocio luso del grupo bancario, que representa el 7 % de los ingresos totales y que ha alcanzado en septiembre los 3.800 millones de euros en recursos minoristas, un 8 % más que hace un año, con una inversión crediticia que ha crecido a 4.700 millones, un 7 %, y un margen bruto de 102,3 millones.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD