Cepsa renueva la concesión de las estaciones de servicio de Oiartzun y Aritzeta en la Autopista del Cantábrico  

Cepsa renueva la concesión de las estaciones de servicio de Oiartzun y Aritzeta en la Autopista del Cantábrico  

29 febrero, 2024
|
Actualizado: 29 febrero, 2024 12:57
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

Cepsa ha logrado renovar la concesión para continuar operando dos de las principales  estaciones de servicio de la Autopista del Cantábrico (AP-8), vía que recorre la costa del  País Vasco, conectando Bilbao con Irún (Guipúzcoa). Se trata de las estaciones de  servicio de Oiartzun y Aritzeta, ambas de doble margen y de gestión directa por parte  de Cepsa, ubicadas en puntos estratégicos cerca de la frontera con Francia y que atienden a un gran volumen de clientes, con una media diaria de 40.000 vehículos en  tránsito. 

Las estaciones, que la energética opera desde 2003, continuarán bajo su gestión por un  período adicional de cinco años, hasta 2029. Como parte de su apuesta por la movilidad  sostenible, Cepsa instalará paneles solares en ambas estaciones y tiene previsto instalar una estación de carga eléctrica ultrarrápida en Aritzeta. Además, la compañía está  evaluando la introducción de diésel 100% renovable (HVO) en su oferta de combustibles en estas estaciones. 

Oiartzun y Aritzeta son dos estaciones de servicio con un elevado flujo de clientes  profesionales. Actualmente, ya se ofrecen servicios como un corner de R’SPIRO, donde  los clientes pueden adquirir bollería dulce y salada, pan, y café premium, y durante la  época estival en Oiartzun se facilita la compra de billetes de barco de las rutas de la  Operación Paso del Estrecho. Además, con el objetivo de mejorar la experiencia de los  clientes particulares, Cepsa ampliará la oferta de servicios para turismos en ambas y  llevará a cabo distintas mejoras, como la instalación de terminales de pago exteriores  (OPT), para facilitar el abastecimiento de combustible y pago de forma rápida en los  surtidores de vehículos ligeros, y también se instalarán cajeros automáticos para la  retirada de efectivo.

Transformación de la red de estaciones de servicio 

Dentro de su estrategia a 2030, ‘Positive Motion’, Cepsa trabaja para convertirse en esta  década en un referente de la transición energética y de la movilidad sostenible. Para  ello, está transformándose en una compañía más enfocada a las necesidades de sus  clientes, que también afrontan sus propios desafíos de descarbonización.  

Cepsa está transformando su red de estaciones de servicio, la segunda mayor de España  y Portugal, en espacios digitalizados que ofrecen una amplia variedad de servicios de  ultraconveniencia y restauración, así como soluciones multienergía para el repostaje en  carretera y, al mismo tiempo, alternativas para el transporte pesado terrestre, marítimo  y aéreo, a través del desarrollo de moléculas verdes, fundamentalmente biocombustibles  de segunda generación e hidrógeno verde. 

Actualmente, Cepsa tiene más de 130 puntos de recarga eléctrica ultrarrápida  construidos en sus estaciones de servicio y avanza en el desarrollo de otros 330.  Asimismo, la compañía produce diésel 100% renovable (HVO) a partir de desechos  agrícolas o aceites usados de cocina, que suministra a clientes profesionales, tanto en  sus estaciones de servicio como de manera directa en las instalaciones de varias  empresas. 

Cepsa es una compañía internacional líder comprometida con la movilidad y la energía sostenibles con una  sólida experiencia técnica tras más de 90 años de actividad. La compañía también cuenta con un negocio  de química líder a nivel mundial con una actividad cada vez más sostenible.  

A través de su plan estratégico para 2030, Positive Motion, Cepsa proyecta su ambición de ser líder en  movilidad sostenible, biocombustibles e hidrógeno verde en España y Portugal, y de convertirse en un  referente de la transición energética. La empresa sitúa a los clientes en el centro de su actividad y trabajará  con ellos para ayudarles a avanzar en sus objetivos de descarbonización. Los criterios ESG inspiran todas  las acciones de Cepsa para avanzar hacia su objetivo neto positivo.  

A lo largo de esta década va a reducir sus emisiones de CO2 de alcance 1 y 2 en un 55 % y su índice de  intensidad de carbono en un 15-20 %, con el objetivo de conseguir emisiones netas cero antes de 2050. 

Noticias Relacionadas: