El dominio del inglés y la programación, claves para encontrar un trabajo bien remunerado

El dominio del inglés y la programación, claves para encontrar un trabajo bien remunerado

27 junio, 2017
|
Actualizado: 27 junio, 2017 11:56
|
Las profesiones del futuro estarán casi todas ellas relacionadas con la tecnología. Este sector creará 1,2 millones de empleos nuevos hasta 2020, según un estudio de Randstad. Tal es el boom de la demanda que los avances en esa materia dejarán vacantes casi dos millones de puestos laborales en ese periodo. Por otra parte, ocho de cada diez ofertas laborales para perfiles medios y directivos en España requieren el dominio del inglés, según otro trabajo de la consultora Randstad. Sin embargo, el 49% de la población española reconoce que no habla ningún idioma, más allá del nativo. Este porcentaje sitúa a nuestro país a la cola de Europa, pues solo nos superan Irlanda (72,2%), Hungría (63,2%) y Bulgaria (61,1%). La media europea se fija en el 34,3%.  Por tanto, las demandas del mundo laboral están claras. La mayoría de las empresas necesitan candidatos con conocimientos en tecnología; y, además, que dominen una lengua extranjera, especialmente el inglés. Bajo estas premisas, y habida cuenta de los altos niveles de desempleo que padece España, cada vez es mayor el interés por la formación en estas dos áreas. Incluso, han surgido escuelas que han advertido una demanda no satisfecha y ya ofrecen cursos que conjugan la enseñanza de idiomas con la tecnología. Una de ellas es la escuela de idiomas The Green Monkey, que ha sido la pionera en ofrecer en su plan de estudios un curso intensivo para este verano focalizado en el aprendizaje de los contenidos básicos de programación y robótica; con el añadido de que las clases son en inglés. De esta manera, los alumnos (no más de 8 en cada clase) se familiarizan con los términos específicos de la materia en su idioma original; lo que facilita posteriormente desenvolverse con facilidad en un entorno laboral. Son clases, por tanto, alejadas de las tradicionales, en las que la gramática era la protagonista. Muy al contrario, el alumno aprenderá durante un máximo de un mes a construir su propio robot y en cada clase se impartirán las distintas actividades que puede llegar a realizar: moverse esquivando obstáculos,  dirigirse a una luz, salir de un laberinto… Para ello, The Green Monkey cuenta con un socio –Funciona-, que es una consultora especializada en el sector de la tecnología.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD